domingo 10 de mayo de 2009
Rincón Suizo de Baradero: “La Historia Geológica más Importante de la Provincia de Buenos Aires”

Hombre de Fortezuelas. Hallazgo a orillas del Río Arrecifes.
 

Hombre de Fortezuelas. Hallazgo a orillas del Río Arrecifes.

A raíz de la publicación en baraderohoy.com del informe que daba cuenta del hallazgo de un gliptodente en San Pedro,  Miguel Germann y Patricia Delasala prepararon un material inédito sobre la importancia geológica del Rincón Suizo de nuestra ciudad y la vida del geologo y paleontólogo Santiago Roth quien realizó descubrimientos de un valor incalculable en la zona. Sus hallazgos están en Suiza y la municipalidad pidió la repatriación. A continuación una historia poco conocida y que debería ser motivo de orgullo de los baraderenses

.

¿Quién fue Santiago Roth?

Santiago Roth, nació el 14 de junio de 1850, en Herisau, capital del cantón de Appenzell Ausser Rhoden, al este de Zürich, en Suiza. En 1860 se instaló con su familia en la ciudad de Saint-Gall, al norte de Herisau y mientras asistía a la escuela se relacionó con el Doctor Bernhard Wartmann, director del museo local, quien lo estimuló para que se dedicara a coleccionar “objetos de historia natural”. Llegó con su familia a la Argentina en 1866. A su arribo, la familia Roth, que por cierto era bastante numerosa, se estableció en Baradero, localidad próxima a la costa del río Paraná, en la provincia de Buenos Aires, una región por entonces habitual para el afincamiento de inmigrantes, particularmente de suizos y alemanes.

Santiago Roth. Foto donada por la familia.

Santiago Roth. Foto donada por la familia.

Sintiendo desde su infancia atracción por el estudio de la naturaleza e iniciándose como coleccionista de insectos en su país natal, llegó en la Argentina a ser un entusiasta y valioso cultor de la geología y la paleontología local. En esencia autodidacta, Santiago Roth logró obtener una formación basada en su propia observación y complementada con la lectura de toda aquella obra especializada que caía en sus manos.

Para 1870 ya había comenzado con sus exploraciones y las colecciones de fósiles y plantas que lograba reunir las enviaba a museos de Suiza (como por ejemplo al de Saint-Gall), pues se podría decir que la venta o el obsequio de especimenes a museos extranjeros era por aquellos tiempos algo bastante habitual. Una de las colecciones que logró formar, integrada particularmente por xenartros fósiles, la vendió en 1878 al Doctor Lausen, acaudalado danés establecido en Buenos Aires, el cual a su vez la cedió al Museo de la Universidad de Copenhague (Dinamarca). Posteriormente realizó otras colecciones para instituciones de Basilea y Ginebra.

Santiago Roth recorrió el litoral argentino y la región pampeana, obteniendo valiosos hallazgos que lo llevaron a vincularse con reconocidos investigadores europeos, así por ejemplo estableció comunicación con el Profesor Karl Vogt, de Ginebra, bajo la orientación del cual realizaría durante sus estadías en Europa cursos de anatomía comparada, geología y paleontología.

Su hallazgo más importante

Hombre Fósil de Baradero. Museo de Zurich. Gentileza Geólogo Marcelo Toledo. París.

Hombre Fósil de Baradero. Museo de Zurich. Gentileza Geólogo Marcelo Toledo. París.

Santiago Roth descubrió durante 1881 en Pontimelos o Fortezuelas, cerca del río Arrecifes, un esqueleto humano que se encontraba debajo del caparazón de un gliptodonte (1). Ese hallazgo, conocido como el “hombre de Pontimelos” constituyó para ese entonces, junto a los descubrimientos de Florentino Ameghino (1854-1911) en el arroyo Frías, una de las evidencias más antiguas de la coexistencia de grupos humanos con la megafauna sudamericana del Pleistoceno y generó lógicamente polémicas en el medio científico. El mencionado hallazgo de Roth integró una colección que fue depositada en Ginebra y sobre los restos del “hombre de Pontimelos” el Profesor Karl Vogt escribió una corta comunicación.

 

En 1887 la Sociedad Helvética de Ciencias Naturales le otorgó un subsidio para que pudiera continuar coleccionando en la Argentina y en 1889 el propio Florentino Ameghino en su obra sobre los mamíferos fósiles de la República Argentina señaló a Santiago Roth como uno de los coleccionistas de fósiles más hábiles del país.

Entre los trabajos de su autoría más importantes se destaca: Beobachtungen über Entstehung und Alter des Pampas For mation in Argentinien, su primer obra, que fue publicada en la Zeitschrift der Deutschen Geologischen Gesellschaft de Berlín, en 1888 (3). En esa obra Roth expuso su idea de que el loess pampeano era básicamente tierra vegetal fósil, siendo partidario del origen eólico para tales depósitos.

Tarjeta con los datos del hallazgo del Hombre Fósil de Baradero. Museo de Zurich

Tarjeta con los datos del hallazgo del Hombre Fósil de Baradero. Museo de Zurich

Como parte de su actividad en el Museo de La Plata, Roth se empeñó en el montaje y el mantenimiento de las salas de paleontología, las cuales llegaron a tener la mejor exhibición de mamíferos fósiles sudamericanos. Para el montaje de los esqueletos en particular tomaba todos los recaudos, asegurándose que los mismos presentaran las posturas que debieron adoptar en vida los extintos animales. No sólo dirigió el montaje de esqueletos de mamíferos fósiles en el Museo de La Plata, sino que también lo hizo en museos europeos.

Como bien señala Osvaldo A. Reig (1962: 82): “Si se tienen en cuenta las condiciones de desarrollo de las actuales provincias patagónicas de Chubut y Santa Cruz en ese entonces, se podrá advertir que la empresa de Carlos Ameghino y las expediciones simultáneas de Roth, revistieron contornos de epopeya, quizás sólo igualadas por expediciones paleontológicas como la que Grande dirigió, cinco lustros después, al Gobi y la Mongolia Interior”. También cabe destacar al respecto las palabras empleadas por el Doctor Luis María Torres (1927) “Puede afirmarse que comparte (refiriéndose a Roth) con los hermanos Ameghino el honor de haber iniciado la exploración efectiva del país en sus relaciones con las cuestiones geológicas y paleontológicas, comprendidas con el criterio de aquellas escuelas y autores del siglo pasado” .

Museo Don Alejandro Barbich, inuauguración Sala Paleontológica Santiago Roth

Inauguración de la Sala Santiago Roth (Foto Daniel Buey)

Inauguración de la Sala Santiago Roth (Foto Daniel Buey)

El 28 de noviembre de 2008, la Municipalidad de Baradero, inauguro la sala paleontológica Santiago Roth, en el Museo Don Alejandro Barbich, en reconocimiento a la labor geológica y paleontológica de Santiago Roth.

Roth sigue vivó

El 24 de marzo de 2005 fue hallado un dinosaurio patagónico que presenta una característica única entre todos los vertebrados: detrás de los dientes frontales, a modo de muelas, este animal de 12 metros de largo y 20 toneladas de peso contaba con filosas cuchillas de hueso dispuestas a modo de guillotina.

“Ese medio pico se encontraba recubierto por una capa córnea que seguramente le permitió cortar vegetales más duros, pequeñas ramas que no podría cortar con sus débiles dientes”, dijo el paleontólogo Sebastián Apesteguía, investigador del Museo Argentino de Ciencias Naturales, durante la presentación en sociedad del Bonitasaura salgadoi.

El único ejemplar fósil de este animal fue hallado en la localidad fosilífera de La Bonita, en el noroeste de la provincia de Río Negro, un yacimiento paleontológico descubierto hace más de ochenta años por una expedición del Museo de La Plata y luego olvidado.

De la mano de doña Tika

Vivienda original de la familia Roth en Baradero.

Vivienda original de la familia Roth en Baradero.

Apesteguía y sus colegas dieron con los restos del bonitasaura al retomar los pasos de Walter Schiller y Santiago Roth, del Museo de La Plata, que comandaron en 1922 una expedición naturalista en la zona. Pero para llegar al yacimiento, del que no existían registros sobre su ubicación exacta, debieron seguir las indicaciones de Filomena Avila, más conocida como “doña Tika”.

De niña, doña Tika sirvió de guía a Schiller y a Roth. Ahora, a los 98 años, y a pesar de estar ciega, supo dar a los paleontólogos las indicaciones precisas para llegar a La Bonita. Claro que para eso, contó Apesteguía, “primero tuvimos que convencerla de que no éramos traficantes de fósiles”.

En La Bonita, los investigadores del Museo de Ciencias Naturales dieron con el 70% de la osamenta del bonitasaura, que yacía enterrado junto a restos fósiles de cocodrilos y de dinosaurios carnívoros. Justamente, agregó el paleontólogo, “algunas de las vértebras del bonitasaura presentaban las marcas de mordidas de dinosaurios carnívoros”.

Fuentes:

http://www.zm.uzh.ch/zmneu/museum/mus_sonder_alt/mus_sonder_mega.html

http://www.fundacionazara.org.ar/Artic/Tecnicos/fa057.htm

http://www.fundacionoga.org.ar/noticias/extraccion_gliptodonte.html

http://www.fundacionoga.org.ar/noticias/nuevas_raices.html

http://www.fundacionoga.org.ar/pdfs/geologia_y_paleontologia_del_rincon_suizo.pdf

http://www.tierradeexploradores.org/content/TdE_Bonitasaura.pdf

http://axxon.com.ar/not/148/c-1480121.htm

http://www.fundacionazara.org.ar/Lafundacion/PyD_nota_19.htm

Investigación: Miguel Germann.

Informe: Patricia Delasala.

El bisnieto de Roth con el director de Cultura, Jorge Romero, observan el gliptodonte extraido en Baradero.

El bisnieto de Roth con el director de Cultura, Jorge Romero, observan el gliptodonte extraido en Baradero.

 

La historia de Santiago Roth debería ser difundida en las escuelas.

La historia de Santiago Roth debería ser difundida en las escuelas.

Comentarios de Facebook

Estadisticas


    En Linea:
    Visitas: 5215317 Paginas Vistas: 15103730

Encuestas

¿Esta usted de acuerdo con la implementación del Estacionamiento Medido en Baradero?

FOTOS: ROBERTO TIRELLI (03329) 480449