lunes 06 de agosto de 2018
La Casa de la Mujer cumplió un año y apuesta a seguir creciendo.

En la mañana del jueves salió el sol para hacer del festejo del aniversario una maravillosa jornada como se estila en la Casa de la Mujer, un espacio que se creó con la finalidad de asesorar, contener y brindarles herramientas a las vecinas de la ciudad.

La convicción, el profesionalismo, la pasión y las ganas de quienes trabajan y forman parte del proyecto hizo que hoy en día más de 300 mujeres de Baradero participen de diferentes actividades como fotografía, manualidades, cocina, peluquería, maquillaje, costura, tejido y crochet, folklore, huerta, gimnasia, entre otras actividades. Los chicos también tienen su espacio y actividades para que se diviertan mientras acompañan a sus mamás. Sin dejar atrás al equipo de asistencia social y al personal de la Comisaría de la Mujer que cumplen un rol fundamental en la asistencia social y personal apuntando a la contención, incluyendo principalmente las concepciones de género y poder; y la importancia que se le otorga al privilegio, la opresión y la justicia social.

Con un desayuno preparado por el taller de cocina, y el despliegue de las actividades, la Casa de la Mujer, que funciona en el Centro Comunitario “Santo Cura Brochero” en Gallo al 1300 inició los festejos dando a conocer también las diferentes actividades que se desarrollan a diario y los emprendimientos que realizan las mujeres en los diferentes rubros que el espacio familiar propone.

Una de las grandes responsables que el proyecto se haya concretado y continúe con su progreso es la directora de políticas de familia del municipio, Cecilia Guariniello, quien dio el punta pie inicial en el acto protocolar de la celebración agradeciendo a todos los presentes y recordando la Casa de la Mujer desde su inicio expresando que “lo que se genera en la casa de la mujer es realmente maravilloso, al igual que poder mostrar todo lo que hacemos acá todos los días”

Este sueño también tiene una gran responsable, que es la coordinadora del espacio, Pía Fitipaldi, que tomó la palabra y no dejó atrás los agradecimientos a todas las personas que forman parte del lugar, a la intendente municipal, a funcionarios provinciales y al Ministerio de Desarrollo de la Nación: “no podríamos hacer este lugar si no nos dejarían proyectar y pensar en grande. Nos superamos todos los días y buscamos desdoblar los objetivos, buscamos la superación y enriquecernos en la Casa de la Mujer.” Y agregó: “Agradezco a los talleristas que hacen que este lugar funcione muy bien, porque vienen, son comprometidos, responsables, no vienen sólo a brindar los talleres, sino que van más allá para colaborar. Es un año en el que pasaron muchas cosas y queremos ir por mucho más” concluyó.

En el acto, los presentes escucharon los testimonios de las protagonistas, causales del magnífico presente que vive la Casa de la Mujer:

“Soy Alejandra Machado, vivo en el barrio, participó de los talleres y aseguro que acá paso momentos muy lindos”

“Mi nombre es Jésica Cáceres, tengo dos hijos y uno en camino, vine a la primera reunión barrial cuando no estaba ni el piso y desde ahí que me siento parte de esta casa. Soy la profe de tejido, alumna de costura, cocina, manualidades y ayudante de la casa. Soy emprendedora de las Brocheras y quiero dar las gracias por haberme dado este espacio.”

“Me llamo María Palacios, soy emprendedora del grupo de trabajo de las Brocheras, alumna de gimnasia, zumba y maquillaje, colaboradora de los eventos. Soy abuela, amiga, compañera, cocinera. Hace un año que participo en esta casa que me brindó amistades que hoy conservo y además mucho trabajo. Ojalá más mujeres se sigan sumando.”

“Soy Gladys Silva, vivo a cuatro cuadras de la Casa de la Mujer, desde el año pasado que participo en el taller de cocina y en todo este tiempo siempre estuve presente ayudando a las chicas, haciendo torta fritas para los chicos cuando vienen a sus actividades y acompañando en todos los eventos. Esta es mi segunda casa. Me gusta ayudar en lo que pueda y estoy muy agradecida por todo lo que me dan.”

“Me llamo Moira, tengo cuatro hijos, vivo en el barrio Bernabé, vengo al taller de cocina y participo de todas las actividades y eventos, es una casa de encuentro con amigas para aprender muchas cosas, siempre que me necesiten voy a estar. Ojalá siga estando muchos años más y que otras vecinas de otros barrios conozcan y vengan.”

Al concluir el acto, la intendente municipal Fernanda Antonijevic tomó la palabra y añadió que “para nosotros es una gran alegría este primer año de celebración y tiene que ver con que muchos proyectos que uno va armando y soñando tienen distintos resultados y en este caso en el proyecto del Área de Género y del Área de la Mujer propuesto por Cecilia Guariniello y apoyado por Pía Fitipaldi, ha superado cualquier sueño que uno ha tenido cuando empezó a organizarlo y esto tiene que ver con que muchas mujeres se adueñaron de este proyecto y representan la esencia del lugar, porque cuando uno visita este lugar te reciben de la mejor manera, y va conociendo las historias de vida que transcienden” y agregó que “en la Casa de la Mujer pasan historias muy tristes que fueron las que pensamos para trabajar como una política pública y con ello avanzar para mejorar la calidad de vida de cada una de las mujeres. Estoy convencida que unidas somos fuerza, unidas podemos fortalecernos, y ese es el mayor de los regalos que nos brinda la Casa de la Mujer.”

La jornada siguió con distintas actividades de la mano de los talleristas, con la degustación del exquisito postre “Isleño” por mujeres de la Casa de la Mujer y con un ambiente ameno que invita a todas las vecinas de la ciudad que quieran formar parte y emprender en un espacio que procura continuar con su avance.

Comentarios de Facebook

Estadisticas


    En Linea:
    Visitas: 5762258 Paginas Vistas: 20024998

Encuestas

¿Esta usted de acuerdo con la implementación del Estacionamiento Medido en Baradero?

FOTOS: ROBERTO TIRELLI (03329) 480449