miércoles 02 de enero de 2019
Si querés tener un 2019 fructífero te invito a reflexionar en las palabras de este artículo.

Inevitablemente, tiempo de balances. Pero está bueno, porque los balances siempre nos ayudan a crecer… si los hacemos sinceramente.

Quiero contarte una anécdota que quizá pueda serte de utilidad a la hora de hacer este balance.

Se cuenta que un agricultor que cultivaba maíz, año tras año ganaba el concurso al mejor producto de la región. Su éxito permanente despertó gran curiosidad y fueron muchos los que quisieron saber el secreto detrás de esas excelentes cosechas.

Un día, en una entrevista con un periodista, el agricultor confesó que su éxito se debía a que compartía con los vecinos sus mejores semillas y también sus continuos aprendizajes sobre el cultivo del maíz.

Esta respuesta sorprendió mucho al periodista, quien preguntó:

– ¿Por qué comparte su mejor semilla y sus conocimientos con sus vecinos, si ellos también compiten en el mismo concurso todos los años?

– Verá usted, dijo el agricultor: El viento lleva el polen del maíz maduro, de un sembrado a otro. Si mis vecinos cultivaran un maíz de calidad inferior, la polinización cruzada degradaría la calidad del mío. Si voy a sembrar buen maíz, necesito ayudar a que mi vecino también lo haga. Por eso, comparto mis mejores semillas y trato de aprender cada día de mis experiencias y de las de los otros agricultores.

Sabia decisión la del agricultor ¿no te parece?

¿Cómo pasamos por el 2018? ¿Sembrando de manera generosa y esparciendo buenas semillas entre las personas que nos rodean? Si es así, ¡con qué felicidad y satisfacción nos podemos despedir de un año más! Pero si pasamos por el 2018 sembrando egoístamente…qué pena, nos perdimos la maravillosa oportunidad de esparcir buena semilla para que los vientos de la vida nos bendigan con una cosecha de abundante paz y satisfacción.

Pero ahora ya es tiempo de mirar hacia adelante. Tenemos un nuevo año esperándonos. Una nueva oportunidad para sembrar. ¿Quisieras hacerlo de una manera que te haga realmente feliz? Entonces, pensá en estas palabras de la sabiduría milenaria de la Biblia:

“El que siembra escasamente, escasamente cosechará, y el que siembra en abundancia, en abundancia cosechará. Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría” (2 Corintios 9:6,7).

Se le atribuye a Einstein la frase: “si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo” (o algo así, la frase tiene muchas variantes). Si queremos un año distinto, intentemos algo distinto. Te animo a que pruebes con este enfoque espiritual de la vida.

Este año puede ser realmente diferente.

FELIZ 2019!!!.

 

Lic. Rodrigo Arias

Licenciado en Teología y en Psicología.

Conductor del programa radial y televisivo Una Luz en el Camino

Comentarios de Facebook

Estadisticas


    Visitas: 5884335 Paginas Vistas: 21037187

Encuestas

¿Esta usted de acuerdo con la implementación del Estacionamiento Medido en Baradero?

FOTOS: ROBERTO TIRELLI (03329) 480449