Randazzo desafía a La Campora y redobla el apoyo a Bruera

Desafiando el vacío de la Casa Rosada que desde 2009 excluyó al intendente de La Plata de toda ayuda, el ministro desembarcó en la capital provincial con la Agencia de Seguridad Vial. El líder de La Cámpora, Andrés Larroque, había afirmado: “el que apoya a Bruera es un impostor”.

Las críticas incendiarias que los líderes de La Cámpora, José Ottavis y Andrés Larroque, dirijieron días atrás en un acto en La Plata al intendente Pablo Bruera, no intimidaron al ministro del Interior, Florencio Randazzo, que redobló su apoyo al jefe comunal.

Randazzo es junto al operador presidencial Juan Carlos Mazzón, el principal defensor de Bruera en la Casa Rosada, con el argumento de peso de que es el único que puede garantizar un triunfo en la ciudadd e las diagonales, ya que el ultrakirchnerista “Kibo” Carlotto no logra alcanzar los dos dígitos de intención de voto, pese a los cuantiosos recursos que le destina el gobierno y la inestimable ayuda del publicista Enrique “Pepe” Albistur.

Para dejar en claro que los discursos de Larroque y Ottavis no lo intimidan, Randazzo desplegó en los últimos días en las calles de La Plata un fuerte operativo de seguridad con su Agencia de Seguridad Vial, que desplaza por la provincia según sus alianzas políticas.

Desde hace varios días, los vehículos y uniformes anaranjados de los agentes de la Agencia que controla el chivilcoyano recorren La Plata en conjunto con agentes de Control Urbano de la municipalidad.

La movida de Randazzo es un abierto desafío a la línea histórica de Néstor Kirchner que en buena medida viene sosteniendo Cristina. Desde las elecciones de 2009, cuando Kirchner interpretó que Bruera lo había traicionado escondiendo su boleta -en ese momento bastante piantavotos en La Plata-, la Casa Rosada suspendió toda colaboración con el intendente.

Rodíguez Laguens y la política vial

En lo formal, según explicaron fuentes de la Municipalidad, el programa apunta a controlar el uso de casco en los motociclistas y fomentar la utilización del cinturón de seguridad. Incluye controles de alcoholemia y verificación de la documentación de los vehículos.

El operativo se concretó a través de un convenio que la municipalidad firmó con la Agencia de Seguridad y se incluyó además la capacitación de unos 55 agentes de Control Urbano.

El hombre clave para articular políticas entre la cartera del Interior y el cuestionado Pablo Bruera fue el director Ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Felipe Rodríguez Laguens. El funcionario responde al diputado provincial Raúl Pérez y a través de él llega a Bruera.

Rodríguez Laguens suele manejar a discresión los millones en publicidad que gasta la Agencia Vial y que Randazzo utiliza para su propia promoción personal, con operativos -por ejemplo en la Costa- en los que se hace fotografiar bronceado, para que luego su RRPP Leo Matheu, publique las imagenes en las revistas de la farándula.

El aliado platense de Randazzo, Raúl Pérez es el presidente del bloque de diputados bonaerenses del peronismo. Fue electo por la Octava Sección y mantiene una alianza con el intendente platense.

Rodríguez Laguens, en tanto, tiene un pasado alakista. Fue subsecretario de Planeamiento en la municipalidad de La Plata, cuando Julio Alak (hoy ministro de Justicia de la Nación) era intendente.

Randazzo afirma su relación con Bruera acaso con la idea de incidir en las listas de legisladores de la octava sección, entre otros acuerdos políticos. El ministro del Interior es una especia de abogado del intendente dentro de la Casa Rosada y en particular con el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, quizás el más duro en el núcleo duro del kirchnerismo que resiste a los jefes comunales cuestionados tras la elección de 2009.

Fuente: lapoliticaonline.com.ar

Florencio Randazzo con referentes de La Cámpora.