Automovilismo: Hizo 13.000 kilómetros para correr

Ezequiel Giglio vino de España a Baradero para competir en la carrera de invitados de Arrecifes junto a su padre Adalberto.

Los gustos hay que dárselos en vida, dijo Ezequiel, y se vino desde España para acompañar a su padre en la prueba especial de invitados que se desarrolló en el circuito asfaltado “Costanero” de la ciudad de Arrecifes hace un par de fines semana atrás, con la coupe Chevy impecable que participa en la Categoría TC 4000 STD junto a la mayoría de los autos de Baradero.

Es así que Ezequiel Giglio por segunda vez en su vida se subió a un auto de carrera para disputar la Carrera del Año de la FEDENOR de Arrecifes, donde se dieron cita varios pilotos de renombre a nivel nacional y otros que dieron lustre al automovilismo zonal en otros tiempos.

Como sabía que el nuevo auto que se armó estaba muy bien puesto no se quiso perder la oportunidad de lucirse mostrando sus habilidades conductivas, por lo cual largó confiado la final y de a poco fue subiendo en la fila india, primero sexto, luego quinto, cuarto y tercero, pero cuidándose mucho de no cometer errores conductivos y tratando de dibujar el recorrido del circuito de la mejor manera para no salirse de la pista. Es así pensando en qué hacer nos comentó: “Seguí de la misma forma, pero como el Chevy andaba un montón empecé a arriesgar un poco más y presioné al segundo, que no tardó en equivocarse y aproveché pasándolo por la parte interna del trazado me ubiqué como escolta del líder, que era nada menos que el experimentado Marcelo Horisberger, también de Baradero”.

“Allí lo fui arrimando y me puse a la cola de su auto, esperando alguna oportunidad que siempre busqué y en la última curva del giro final me jugué entero y adelanté mi máquina por el lado de afuera y lo empecé a pasar, incluso le saqué un poco más de medio auto, pero Marcelo fue cerrando la línea de paso abriéndose un poco hacia fuera y no pude pasar, por lo cual al volver sobre mis pasos perdí la segunda posición y terminé tercero, que para mí igualmente fue un gran logro y estoy más que satisfecho, aunque después la deportiva arbitrariamente -según mi entendimiento, el de mi equipo y de los otros pilotos de nuestra ciudad-, la maniobra que hice al pasar de tercero a segundo no fue antideportiva, porque el causante del toque fue el otro auto involucrado que me quiso encerrar y resultó dando un trompo que lo despistó, pero eso en realidad tiene poca importancia, ya que ahora sólo pienso en trata de arreglar algunas cosas en Málaga (España), donde vivo desde hace siete años y ahora tengo una mini empresa de colocación y venta de Durlok, luego de haber estado un año en Miami (EE.UU), para poder volver a la Argentina el año que viene y quedarme todo el año para intentar correr toda la temporada y buscar el campeonato”.

“Por último, quiero agradecer a mi papá Adalberto y a todo el equipo de apoyo, como a mis amigos, que siempre están a mi lado. Chau, hasta el año que viene”.

6 comentarios en “Automovilismo: Hizo 13.000 kilómetros para correr

  1. Tenes cualidades, pero tenes que respetar la bandera negra que te mostraron cuando faltaban 4 vueltas, “que en tu relato no lo contaste” trata de reflejar un poco la umildad que tiene tu padre! (para los que no entienden de carreras la bandera negra te obliga a detenerte en boxes)

  2. Felicitaciones… a ver si con la guita del premio te pagas algo cuando venis para aca… Un abrazo
    Pupy

  3. Tiio me huvierae me encantado estar hai y cuando valla me van adar una vuelta que me quede con las ganaas 😀

Comentarios cerrados.