La Justicia anuló las elecciones complementarias en la CTA

Son los comicios que realizó el sector de Micheli en diciembre sin la participación de la línea kirchnerista de Yasky. Un juez de primera instancia las había aprobado, pero la Cámara del Trabajo dio marcha atrás. Tendrían que volver a votar en 10 provincias.

La Cámara del Trabajo decidió anular las elecciones complementarias que había realizado la Central de los Trabajadores (CTA) en diciembre en las 10 provincias en las que se habían registrado irregularidades en los comicios originales de septiembre, con lo cual benefició al sector kirchnerista de la Central, encabezado por Hugo Yasky.

Las elecciones originales del 23 de setiembre habían dejado como ganador al estatal opositor Pablo Micheli por unos 11.500 votos. Pero esos comicios fueron cuestionados y se decidió repetir la votación en unas 700 mesas (sobre un total de 7.000) de diez provincias. El sector de Micheli aprobó la convocatoria para el 9 de diciembre, pero el de Yasky rechazó ese llamado con la venia del Gobierno.

Así, en las elecciones de diciembre solo participó el sector de Micheli y no el del docente Yasky, quien sigue ejerciendo la presidencia de la CTA por una extensión del mandato que le dio el Gobierno ante la irresolución de las elecciones.

El mismo 9 de diciembre, mientras se votaba en 700 mesas de 10 provincias, una reunión de la Comisión Ejecutiva de la CTA terminó en escándalo y con dos decisiones contrapuestas: los de Micheli consideraron válidos los comicios complementarios; los de Yasky, que eran nulos.

La disputa pasó a la Justicia, que en primera instancia le había dado la razón a Micheli. Pero ahora la Cámara del Trabajo decidió revocar esa decisión y considerar nulos los comicios complementarios, por lo que la CTA debería dirimir sus diferencias con una nueva votación en las 700 mesas en las que habría habido irregularidades.