Cristina inauguró Tecnópolis con una invitación a construir el futuro

Tras el rechazo de Mauricio Macri a autorizar la exposición en la Ciudad de Buenos Aires, el parque temático se abrió en ex Batallón 601 de Villa Martelli. “Nos pusimos a pensar sin quejas ni rezongos”, advirtió la presidenta.

Las amenazantes nubes grises no impidieron que la presidenta Cristina Fernández inaugurara la muestra Tecnópolis, que da cuenta de 200 años de desarrollo científico-tecnológico del país. La muestra, que estaba pensada como fiesta final del Bicentenario, no se pudo llevar a cabo el año pasado en la Ciudad debido a que Mauricio Macri no la autorizó. “No fuimos autorizados y, respetuosos, nos pusimos a pensar sin quejas ni rezongos”, explicó la presidenta.
Es por eso que “el parque temático”, como lo calificó la presidenta, comenzó a funcionar del otro lado de la Avenida General Paz, en el partido de Vicente López, dentro del predio del ex Batallón 601 del Ejército. “No hay mal que por bien no venga. Iba a durar pocos días y ahora será un parque temático permanente y más importante”, explicó la presidenta, quien destacó “el esfuerzo y el nivel de recursos puestos por el gobierno nacional”.
La muestra, que se extiende a lo largo de 50 hectáreas, fue ideada por la Secretaría General de la Presidencia y coordinada por la Unidad Bicentenario. El Ministerio de Ciencia y Tecnología aportó contenidos a los 14 espacios que tiene para recorrer.
Cristina subió al escenario acompañada por Daniel Scioli y el histórico intendente de Vicente López, Enrique “Japonés” García, “radical hasta los tuétanos, pero argentino”, tal como lo definió la presidenta, a quienes agradeció enfáticamente la colaboración para llevar adelante el emprendimiento. “Ambos pusieron recursos, demostrando que no importa el partido sino ser argentinos”. También la acompañaban el candidato del kirchnerismo a jefe de gobierno, Daniel Filmus, y el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti; y los ministros Carlos Tomada, Débora Giorgi, Aníbal Fernández, Nilda Garré y Florencio Randazzo. También caminaron junto a Cristina el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, y de Legal y Técnica, Carlos Zanini.
Al recordar los festejos del Bicentenario, fue imposible evitar la referencia a la muerte de Néstor Kirchner, pero por primera vez, la mención fue acompañada por otra, quizás más oculta, sobre su próxima condición de abuela. Emocionada, la presidenta recordó “los días de tanta felicidad, y luego de dolor para quien les habla”, y destacó que la muestra será “para las nuevas generaciones que todavía no nacieron y que van a venir”.
Parte de los 12 mil trabajadores de las cooperativas Argentina Trabaja que construyeron los stands y acondicionaron el predio agitaban banderitas argentinas entre el público y sacaban fotos como en un recital. “Removimos muchos obstáculos. Removimos 450 mil metros cúbicos de tierra, sacamos 40 mil toneladas de escombro y más de 2000 personas retiraron las malezas, al igual que trabajaron miles de cooperativistas”, detalló la presidenta por cadena nacional.
También pidió a sumarse “al proyecto de país con mucho orgullo y dignidad, porque este gobierno tomó la decisión de privilegiar el talento, la inteligencia, la ciencia y la tecnología como verdaderos motores para profundizar este proceso”.
“Se están derrumbando estrepitosamente los paradigmas que colonizaron culturalmente durante mucho tiempo a la región y particularmente a nuestro país”, sostuvo Cristina, y agregó que por esa razón la muestra es “una invitación al futuro, a pensar el país de una manera diferente, a saber que el compromiso con el pueblo y la historia son los únicos que nos permitirán avanzar en la construcción de ese futuro”.
Cristina explicó que en Tecnópolis “los argentinos podrán conocer lo que somos capaces de hacer los argentinos y su potencialidad”, invitando “a todos para conocer y aprender”, y se bajó del escenario para recorrer por primera vez la muestra.
La presidenta caminó por el pasillo central, pasó el stand de Hielos Argentinos, luego se subió al “Tecno Tren” junto al jefe de Gabinete. “¡Qué maravilla!”, repetía tras recorrer ida y vuelta las cuatro estaciones ferroviarias que se habilitaron a lo largo de la muestra.

Fuente: Tiempo Argentino