Para tener una estadística certera de casos y tendencias: Crean “Instituto Provincial del Cáncer” que relevará datos públicos y privados

El ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, puso en marcha este viernes el Instituto Provincial del Cáncer, durante un encuentro con referentes en oncología, donde anunció que durante el último año se instalaron 20 nuevos mamógrafos en hospitales provinciales para la detección temprana del cáncer de mama, el más frecuente en la mujer.

“El Instituto Provincial surge en consonancia con el ya creado por el gobierno nacional para comenzar a tener una estadística certera de casos y tendencias, tanto del sector público como privado, que nos permitan establecer prioridades para la asignación de recursos y la implementación de políticas que aseguren el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes”, explicó Collia.

Según se informo oficialmente, de acuerdo a las estimaciones, cada año se detectan unos 70 casos de cáncer de mama cada 100 mil residentes de la provincia de Buenos Aires.

Los especialistas enfatizan que se trata de un cáncer curable en la mayoría de los casos, siempre y cuando el diagnóstico se realice cuando el tumor es incipiente.

“El único estudio que garantiza la detección a tiempo es la mamografía, por eso, hemos invertido 6 millones de pesos para la compra e instalación de 20 mamógrafos en hospitales provinciales durante el último año”, dijo Collia y anunció que en el próximo semestre se instalarán otros siete equipos.

Por su parte, el titular del flamante Instituto Provincial de Cáncer, Carlos Sanguinetti, explicó que “el cáncer es la segunda causa de muerte en el país, el 20 por ciento de la población muere por cánceres, de los cuales el 40 por ciento son prevenibles”. Además, el funcionario insistió en la importancia de llegar a tiempo al diagnóstico y tratamiento porque cuando esto ocurre el 30 por ciento de los tumores malignos resultan curables.