Afirman que la soja y la leche reducen la tensión arterial

Un reciente estudio publicado en la revista “Circulation” reporta un beneficio de la soja: disminuir la tensión arterial. Pero también dio una buena noticia a los no tan fanáticos de este alimento, ya que la leche puede tener el mismo efecto.

Según publicó el diario ELMUNDO.es, una presión arterial superior a 135/85 mm de Hg está relacionado con un mayor riesgo cardiovascular y con más chances de muerte prematura, por lo que se deben controlar estos valores. Algunas medidas que potencian la salud cardiaca son la práctica de ejercicio o llevar una dieta sana.

Sin embargo, ante el crecimiento de número de hipertensos, se realizan a nivel mundial diversas investigaciones. Una de las más recientes es la de la Escuela de Salud Pública y Medicina Tropical de la Universidad de Tulane en Nueva Orleans (EEUU), en la que se evaluó el efecto de las proteínas de la soja o de la leche sobre 352 adultos, mayores de 22 años, con presión arterial elevada (algunos hipertensos y otros prehipertensos): la sistólica oscilaba entre los 120 y 159 mmHg y la diastólica estaba entre los 80 y 95 mmHg.

Los expertos dividieron a los voluntarios en tres grupos de forma aleatoria. Durante ocho semanas, un grupo tomó un suplemento de 40 gramos de proteínas de soja al día, el segundo, 40 g de proteína láctea y el tercero recibió un suplemento diario de carbohidratos. Los tres suplementos tenían el mismo envase y aspecto, para que ni los participantes ni los investigadores supieran qué se estaba administrando. Asimismo, a todos se les tomó la tensión arterial en repetidas ocasiones cada vez que acudían a la consulta.

Comparados con los carbohidratos, los suplementos de soja y de leche redujeron más la tensión arterial sistólica (la cifra más alta). En síntesis, los participantes que tomaron las proteínas de soja tuvieron un descenso de 2,3 mmHg y los que ingirieron las proteínas lácteas, de 2 mmHg.

“Algunos estudios observacionales habían sugerido que comer carbohidratos o seguir una dieta rica en carbohidratos podría ayudar a reducir la tensión arterial. Sin embargo, nuestro ensayo clínico, que los compara directamente con las proteínas de la soja y de la leche, muestra que estas últimas disminuyen más la tensión que los primeros”, señaló Jiang He, principal autor del estudio y epidemiólogo en la Universidad de Tulane.

Aunque la reducción de la tensión arterial no fue muy significativa, los expertos señalan que, en la población general, una disminución de 2mmHg en la sistólica “podría conducir a una reducción del 6% en la mortalidad por ictus, del 4% en la mortalidad por enfermedad cardiovascular y del 3% en la mortalidad por cualquier causa”.

Según los autores, éste es otro estudio más que avala la idea de que las proteínas vegetales pueden ser una importante estrategia para prevenir la hipertensión. Sin embargo, hasta ahora no había evidencias en cuanto a las proteínas lácteas.

No obstante, debido a que el ensayo clínico se realizó con suplementos, y no con alimentos, se requieren de otros estudios que examinen el efecto de varias dietas proteicas sobre la tensión arterial para “poder recomendar un aumento de la ingesta diaria de proteínas dentro de la dieta como parte de una estrategia de intervención en la prevención y tratamiento de la hipertensión”.

Fuente: docsalud.com