El peligro de los virus en las redes sociales y cómo debe protegerse la PC en vacaciones

¿Cuáles son los problemas de seguridad que aparecen cuando se emplean conexiones WiFi desconocidas o cibercafés en lugares turísticos? Conozca los riesgos del intercambio de información y el uso de aplicaciones que indican la ubicación del usuario.

Las vacaciones de invierno resultan ideales para relajarse y encontrar tranquilidad solo, en pareja o con la familia.

En este contexto, la computadora podría pasar de ser el fiel aliado a la hora de los negocios a una herramienta para poder compartir un espacio lúdico, chatear o navegar por Internet.

Pero el ansiado descanso podría verse perturbado por el accionar de los ciberdelincuentes, que no se toman vacaciones y están al acecho para tratar de conseguir nuevas víctimas.

Es por ello que, en lo que respecta a seguridad informática, los usuarios de computadoras no pueden bajar la guardia, aún en ese período, si su intención es resguardar la información almacenada en sus equipos.

La utilización de servicios como chats, juegos en línea, descargas de software o compras “online”, se disparan en vacaciones debido a que muchas personas disponen de más tiempo libre y, en especial, los niños y adolescentes escolarizados.

Consecuentemente, aumentan los riesgos y los delincuentes de Internet son conscientes de ello.

Asimismo, cada vez más se utilizan programas para preparar y compartir las vacaciones:

  • Aplicaciones para Facebook como Doorpl o Trip Advisor, que muestran mensajes de dónde el usuario se encuentra o dónde tiene planificado viajar y cuándo.
  • En Twitter, el servicio de geolocalización, que exhibe en cada uno de los tweets del usuario desde dónde está enviándolos.
  • Servicios de localización de dispositivos móviles a través de coordenadas GPS, muy utilizado por usuarios de iPhone o de equipos con el sistema operativo Android, entre otros.

En este escenario, la empresa de seguridad informática Panda Labs formuló una serie de recomendaciones para asegurarse de que la computadora esté bien protegida en estas vacaciones de invierno:

E-mail
Preste especial atención al correo electrónico, ya que es una vía tanto de entrada de amenazas, como de ataques de phishing o estafas en forma de spam.

Por ejemplo, es muy común que en esta época comiencen a llegar falsos correos ofreciendo viajes vacacionales muy baratos.

En ellos, o bien se solicitan datos confidenciales al usuario o bien se le invita a descargar una información que, en realidad, es un archivo infectado.

Por eso, un valioso consejo es ignorar los e-mails de remitentes desconocidos.

Actualizaciones
Instale sin demora las últimas actualizaciones de seguridad. Con mucha frecuencia los ciberdelincuentes utilizan agujeros de seguridad en programas de uso común para llevar a cabo sus ataques.

Normalmente, los fabricantes ponen a disposición de los usuarios las actualizaciones necesarias para solucionar los problemas detectados, por lo que, a no ser que la propia aplicación avise automáticamente de que existen actualizaciones disponibles, es necesario entrar cada cierto tiempo en la página oficial del producto y comprobar si es preciso descargar e instalar algún parche.

Por tanto, conviene actualizar la computadora justo antes de irse de vacaciones y al volver.

Descargas
Evite la descarga de programas desde lugares no seguros en Internet, ya que pueden estar infectados.

Como en estos días hay más tiempo para el ocio, el número de descargas aumenta.
Sin embargo, hay que poner especial cuidado en lo que se baja de la red y, sobre todo,analizarlo con un antivirus antes de ejecutarlo, ya que muchas amenazas se disfrazan en forma de archivos con nombres atractivos (como películas, series, etc.) para que los usuarios los descarguen y ejecuten.

Redes sociales
Tenga cuidado con la información que da en las redes sociales: procure no hacer público, por ejemplo, el día que comienzan sus vacaciones y menos aún si en esa misma red social hay datos sobre su lugar de residencia, ya que podría ser una tentación para los ladrones.

“Este año queremos centrarnos sobre todo en los más jóvenes, ya que al tener tanto tiempo libre a causa de las vacaciones, es muy posible que pasen más tiempo de lo normal en Internet”, comentó Luis Corrons, director técnico de PandaLabs.

Además de tomar las tradicionales medidas de seguridad, “recomendamos también ser cautos a la hora de utilizar las redes sociales. Los jóvenes pasan cada vez más tiempo en este tipo de redes, y hemos comprobado cómo el malware, que se distribuye a través de ellas, está creciendo exponencialmente. Aplicaciones maliciosas y enlaces que dirigen a descargas de malware están a la orden del día”, afirmó Corrons.

Router
Deje el router apagado
. De esta manera, se evita que se produzcan conexiones ajenas a la red del usuario que pueden tener malos propósitos o un mal final.

Por ejemplo, alguien podría conectarse a la red y descargar, consciente o inconscientemente, algún tipo de código malicioso que se quede en la red y que, posteriormente, al volver a encender el usuario su equipo, lo infecte.

Compartir computadoras
Sea precavido si usa computadoras compartidas: son muchos los que, en lugar de llevarse un portátil, acuden a cibercafés o locutorios para leer su correo, hablar con sus amigos por mensajería instantánea, ver su red social, etc. Pero antes de hacer esto, hay que tener en cuenta algunas precauciones.

La primera de ellas es no activar la opción que permite guardar en el equipo las clavesque se teclean, cuando se introduzca el nombre de usuario y clave en computadoras públicas. Si se hace, el siguiente usuario de ese equipo tendrá los datos del anterior a su disposición y podrá acceder a sus cuentas.

Un segundo consejo es asegurarse de que la computadora que vamos a utilizar no esté infectada y, al menor signo sospechoso (ventanas emergentes, mal funcionamiento,…), abandonar ese equipo y utilizar otro.

Finalmente, en ningún caso utilice computadoras compartidas para realizar transacciones bancarias.

Control parental
Utilice programas con Control Parental. Durante estas semanas de receso invernal, los niños utilizan la computadora de manera más frecuente. Por ello, es necesario educarles en un uso responsable de Internet.

Es conveniente establecerles horarios de uso de Internet, acompañándoles durante la navegación e impedirles el acceso a determinadas páginas o contenidos que puedan resultar perjudiciales para ellos.

Como en muchas ocasiones, los padres no están en casa para controlar la utilización que hacen de la red, por eso es recomendable que instalen en sus equipos una solución de seguridad con Control Parental, una herramienta que les ayudará a determinar qué páginas pueden ver sus hijos y cuáles no, a qué información pueden acceder o no, etc.

Antivirus
Asegúrese de que su computadora cuenta con un programa de seguridad activo y actualizado en todo momento. Tiene a su disposición programas antivirus gratuitos como el Panda Cloud Antivirus, que puede descargarse desde www.cloudantivirus.com.

WiFi
Evite conectarse a redes WiFi no protegidas con clave, ya que podría correr el riesgo deestar enganchando su PC a una red de “hackers” que puede vigilar y obtener la información que comparte por Internet.

Aunque tenga que pagar algo, siempre es recomendable intentar utilizar redes seguras y protegidas.

Consejos
Corrons recomendó seguir los siguientes consejos para estar protegidos en las vacaciones de invierno:

Si lleva la computadora al lugar de vacaciones: antes de nada, haga una copia de seguridad de toda la información. Nunca puede saber lo que puede pasar (accidentes fortuitos, robo del dispositivo, etc.).

Ante potenciales robos de equipos portátiles, y aunque para algunos usuarios parezca una labor complicada, es recomendable cifrar la información del disco duro. De esta manera, ningún usuario sin la clave podrá acceder a los datos que están en el equipo.

Limpie los ficheros temporales, los logs, cookies y el recordatorio de claves o el relleno automático de formularios que pudiera usar en su navegador, como el Internet Explorer o el Mozilla Firefox. Si alguien usa sin su permiso la PC, no podrá acceder a su correo, redes sociales, banca en línea o cuentas de sitios de comercio electrónico de forma automática.

Si utiliza otro equipo en vacaciones que no es el suyo: mejor no lo haga. Nunca podrá saber lo que tiene instalado ese equipo. El uso de PC desde cibercafés, por ejemplo, o terminales de aeropuerto, hoteles, etc., puede conllevar desagradables consecuencias si tenía previamente instalado un troyano y ha entrado a su banco, por ejemplo.

Si lo hace porque no le queda más remedio, y si necesita entrar a sitios web o a su compañía validándose con claves personales, cámbielas en cuanto pueda, para minimizar riesgos.

Intente evitar la realización de transacciones o compras “online”. Recuerde que toda la información que introduzca podría ser recuperada posteriormente.

No acepte las sugerencias de guardar datos personales que le ofrecen la mayoría de los navegadores.

Cuando termine, borre los ficheros temporales, el historial de navegación, cookies, archivos de logs o cualquier otra información que pudiera haberse guardado sin su conocimiento en la PC.

Si descarga algo en el equipo local, recuerde borrarlo antes de irse, para no dejar al descubierto información para el resto de los usuarios.

Si usa redes sociales o comunidades “online”: no utilice las aplicaciones de planificación de viajes que le ofrecen las redes sociales, para evitar su localización. Evite aceptar la funcionalidad de geolocalización de Twitter, y no active tampoco esta tecnología en su móvil.

No comparta de forma proactiva sus planes en chats, comunidades, etc.

Si durante sus vacaciones pasa tiempo chateando, evite facilitar datos personales o confidenciales a personas a las que no conoce.

Comparta estas recomendaciones con sus hijos, que muchas veces son más inocentes que usted (y más abiertos a la hora de compartir en la red).

Ante cualquier comportamiento sospechoso que observe en cualquiera de las redes sociales (personas que no conocen altamente interesadas en su destino, fechas, etc.) avise a la policía. Más vale prevenir, que curar.

Fuente: iprofesional.com