Esta vez serán los partidos los que deberán garantizarlo: La Justicia no repartirá boletas para las Primarias

La Justicia Federal con competencia electoral en el territorio bonaerense resolvió no distribuir a los centros de votación las boletas de los partidos políticos y frentes electorales que competirán en las elecciones primarias del 14 a agosto. Esta decisión implica que serán las propias agrupaciones las que deberán garantizar la presencia de papeletas para el arranque del comicio.

Habitualmente, la Justicia Federal es la encargada de asegurar la presencia de un máximo de 50 boletas de cada partido en cada una de las mesas que funcionan en territorio bonaerense, para que la elección comience con normalidad. Pero en esta ocasión, el tribunal a cargo de Manuel Humberto Blanco, consideró “de imposible cumplimiento” ese trámite.

Blanco justificó tal decisión adoptada este miércoles, en que el Juzgado a su cargo “no se encuentra en condiciones materiales de garantizar la distribución de boletas por mesa”. Y ejemplificó que, para dar cumplimiento con lo establecido en el Código Nacional Electoral, tendría que distribuir “un mínimo de 31.519.000 boletas”.

Para llegar a ese cálculo tomó como base la presencia de unas 20 listas promedio por mesa y que se debe acompañar 50 boletas de cada una de ellas en las 31.519 mesas de sufragio.

“Tal volumen de documentación torna inmanejable y materialmente imposible cualquier posibilidad de fraccionarlas en 31.519 bolsas (por cada fuerza electoral) para su distribución, en el mínimo plazo con que se contará desde la entrega efectiva de las boletas a esta sede hasta el momento en que corresponderá despachar las bolsas para que lleguen en plazo oportuno y en debida forma”, indica la resolución.

Y añade: “Ello, sin contemplar el espacio físico que se requerirá para albergarlas y ordenarlas”.

COMPLEJIDAD

El juez Blanco tomó en consideración “la complejidad del presente proceso electoral” que, afirmó, “ha incrementado las tareas de por sí cuantiosas que se realizan respecto de la documentación a remitir a cada autoridad de mesa, y teniendo en especial consideración la cantidad de listas de precandidatos presentadas, se verá dificultada la presentación de los modelos de boletas a aprobar, circunstancia que retrasará todo el proceso de cotejo, sellado, clasificación y posterior distribución”.

E insistió en que el tribunal, “con el mínimo plazo que contará desde que culmine el proceso de aprobación formal de los modelos de boleta, no se encuentra en condiciones materiales de garantizar la distribución de boletas por mesa”.

No obstante, el juez federal con competencia electoral dispuso que sí se distribuirán 4.159 bolsas de boletas -una por cada local donde se vote-, lo que implicará el reparto de unas 10 millones de boletas. Y esas sacas con boletas (que no estarán a su vez subdivididas en paquetitos por fuerzas políticas) quedarán en custodia de las autoridades policiales asignadas a los lugares de votación.

Pese a esa previsión, serán los partidos políticos, a través de sus fiscales, los que deberán garantizar la presencia de sus boletas en cada uno de los cuarto oscuros que se habiliten en la Provincia para que arranque el comicio y para la reposición durante la jornada.

La decisión judicial comenzó a generar quejas de distintas agrupaciones políticas que ya advirtieron que no podrán garantizar la provisión de boletas en las 31.519 mesas que funcionarán en la Provincia.

En ese marco, el candidato a gobernador del Frente de Izquierda, José Montes, dijo que “es una medida hecha a gusto de los grandes aparatos políticos que cuentan con los recursos del Estado provincial y municipal. Son los únicos que pueden garantizar que sus boletas estén en todas las mesas”.