El socialismo ganó Santa Fe y Del Sel lo desplazó a Rossi

Bonfatti, candidato de Binner se impuso por estrecho margen a Del Sel, que, con apoyo de Macri, impactó con su crecimiento electoral. El ex Midachi dejó en un lejano tercer lugar al kirchnerista Rossi.

En un final voto a voto, Antonio Bonfatti logró retener para el socialismo la gobernación de Santa Fe, luego de superar al macrista Miguel del Sel por una diferencia mucho menor de la que se esperaba y de dejar tercero lejos al kirchnerista Agustín Rossi. La pulseada que habían anticipado las encuestas entre Del Sel y Rossi por el segundo lugar, se transformó en una vibrante pelea entre el ex Midachi y el candidato de Hermes Binner por el primer puesto.

Sólo a las 11 de la noche, con casi el 60 por ciento de los votos escrutados, Bonfatti consiguió desplazar a Del Sel para pasar al frente y devolverle la calma a Binner -que aunque nadie pueda creerlo ayer la perdió- y a todos los integrantes del Frente Progresista, que se habían acercado temprano hasta el bunker del Patio de la Madera, en Rosario, y sufrieron mucho más de lo que se imaginaban. Justo en ese momento, llegó Ricardo Alfonsín, rival de Binner en las presidenciales, pero parte del frente provincial que integran socialistas y radicales. Estuvo sólo dos minutos: saludó a Bonfatti y se fue en medio de algunos cruces entre militantes de ambos partidos.

No hubo foto de Binner y Alfonsín juntos .

Toda la tensión que marcó el final de la campaña se concentró anoche en el comando de Bonfatti. Del Sel se había preparado para festejar cualquier resultado y Rossi sabía desde hace tiempo que no tendría ningún motivo para celebrar .

Macri y todo su gabinete llegaron hasta Santa Fe para mostrarse junto a Del Sel una semana antes del balotaje porteño y Rossi tuvo que reconocer la derrota rodeado de militantes, pero sin ninguna compañía de funcionarios del Gobierno nacional. Rossi ya había intentado despegar a la Presidenta de la derrota cuando, a la hora de votar, aseguró que él sería el único responsable del resultado.

El resultado final se pareció demasiado al de las elecciones legislativas de 2009, en pleno conflicto entre el Gobierno y el campo, cuando el socialismo perdió por un punto ante Carlos Reutemann y el kirchnerismo, como ayer, quedó tercero. En la última semana de esta campaña, las declaraciones del ex piloto de Fórmula Uno tomando distancia del kirchnerismo parecieron darle impulso a la candidatura de Del Sel y contribuyeron a calentar el clima preelectoral. La visita de la Presidenta para respaldar a Rossi y sus cruces con Binner en torno a las cifras del crecimiento de Santa Fe también le agregaron voltaje a la campaña . Para justificar sus errores de cálculo , los encuestadores dirán seguramente que todo eso tuvo un efecto decisivo a la hora del voto y que no llegó a ser medido en los sondeos. Es probable que no alcance para explicar el resultado, pero sí que haya tenido mucho que ver. Así lo entendió ayer el propio Reutemann, que aprovechó para criticar a la Presidenta.

La noche no empezó nada bien para los socialistas. Los primeros datos oficiales le daban una clara ventaja a Del Sel cuando en el bunker se cayó el sistema de internet y -literalmente- comenzaron a pincharse los globos que habían preparado para los festejos. Nadie se animó a decir una sola palabra hasta las 9.30, cuando el secretario de Comunicación provincial, Rubén Galassi, y Juan Carlos Zabalza -mano derecha de Binner- salieron a presentar los datos de sus 234 mesas testigo: 37,6% para Bonfatti, 34,4 para Del Sel y 20,1 para Rossi. Cerca de las 10.30, con el candidato a gobernador por el macrismo todavía arriba, los socialistas comenzaron a celebrar el triunfo de Mónica Fein por la intendencia de Rosario. Los globos que no se habían pinchado volaron por el aire.

Gracias a los votos de Rosario, Bonfatti empezaba a descontar y Macri y Del Sel salieron a hablar. “No sabemos cómo va a terminar la noche, pero les aseguro que para nosotros ya es un triunfo impresionante”, dijo el candidato. Enseguida, habló Rossi quien pareció dirigirse también a Del Sel cuando sostuvo: “Venimos a saludar a quienes han resultado ganadores” . Dos minutos antes de las 12, ya al frente por casi 2 puntos, Bonfatti se subió al escenario. Lo acompañaba su compañero de fórmula, el radical Jorge Henn, y Binner. “Hermes, este triunfo es tuyo”, le dijo el gobernador electo a su amigo, mientras los militantes cantaban “se siente, se siente, Binner presidente”. Y Binner cerró la noche con un discurso presidencial, volviendo a marcar diferencias con el Gobierno nacional. Ya empezó otra campaña.

Fuente: clarin.com