Feliz cumpleaños querida ciudad: Baradero celebra 396º Aniversario

Baradero está de fiesta y celebra su aniversario 396º, lo que la convierte la localidad más antigua de la provincia de Buenos Aires, “Primus Inter Pares” reza al pie del escudo.

Luego de las distintas actividades que se desarrollaron en la semana, y la previa de ayer en el nuevo predio de la estación hoy continúa con varias inauguraciones en toda la ciudad y el acto centra en la Plaza Mitre.

Hoy lunes 25, Aniversario de Baradero, se llevarán a cabo los tradicionales actos oficiales:

Comienza en el busto de Hernandarias, con la colocación de una ofrenda floral, en el boulevard Ameghino, con la presencia de todas las autoridades.

  • 11:00 horas. Misa Concelebrada en Parroquia Santiago Apóstol. Procesión con el Santo Patrono
  • 13:00 horas. Inauguración de: Viviendas – Barrio Bernabé de San Martín. Pavimento Calle 4 de Febrero. Pavimento Camino a Alsina.
  • 13:00 a 18:00 horas – Plaza Mitre – Cine Móvil
  • 14:00 a 18:00 horas – Hall Municipal – Exposición institucional  Stand Sitio Virtual “Baradero de Ayer y Hoy”
  • 14.30 horas. Plaza Mitre y alrededores, Acto Central “396 Aniversario de Baradero”. Desfile Cívico Militar.
  • 16:30 horas – Corte de la Torta Aniversario
  • 19:00 horas  – Plaza Mitre – Espectáculo de luz y sonido
  • Centenario del Cóndor.
  • Cierre de los actos conmemorativos.

Historia

1615, se establece una “Reducción de Indios” (lugar de habitación forzosa de la población indigena, en ocasiones tras un traslado a una distancia sustancial desu lugar original), al costado del río Paraná, recorrido por los conquistadores realistas y donde “se vararon muchas veces sin peligro de averías” por su fondo de cieno. Ello habría dado su nombre al lugar. Hernandarias determina el lugar donde fundarla, pero Fray Francisco de Arenas con 250 originarios Chaná y Mbiguay , elige otro lugar: a mitad del trayecto, por un solitario “cerro” atalaya para vigilar el Paraná.

16 de agosto de 1615, Hernando Arias de Saavedra Hernandarias, el gobernador fundador trae los materiales para la iglesia, a cargo de Fray de Arenas, y herramientas para los originarios. Es Jefe y Corregidor el vecino Bartolomé Pinto y Cacique principal al indio Bartolomé. La localidad era “Encomienda Real” que llamó “Santiago”, en honor al santo del 25 de julio, fecha de la fundación, y la iglesia puesta bajo esa advocación: Santiago Apóstol. Se determina el nombre: “Santiago del Baradero” (Baradero por la “baradura” (sic) del lugar, y que la costumbre escribió con la “b” en vez de la “v”.

1621 se encarga de la Reducción el evangelizador y conocedor del alma del originario (escribió el primer libro en guaraní), Fray Luis de Bolaños (1580-1629), con 72 años, el que comenzó a darle forma al pueblo; si bien Bolaños, por sus obligaciones misionales no pudo permanecer en forma absoluta en el lugar, dejó su espíritu organizador

1622 llega el Obispo de Buenos Aires, Pedro de Carranza, para confirmar a 219 originarios, se admira de la organización.

1810 a 195 años de su fundación, Santiago de Baradero, no es más una reducción, convirtiédose en pueblo de españoles, de criollos, de esclavos argentinos. Es gobernada por los corregidores.

1814 se nombra Alcalde de la Santa Hermandad.

1822 independizados de la Metrópoli Colonial, el gobernador Martín Rodríguez, y el ministro Bernardino Rivadavia, nombra Síndicos, Alcalde y Jueces.

1852, el nuevo gobierno nombra Jueces y luego la Comisión Municipal, elegida con un Presidente y un Juez.

1855, llegan colonos suizos a la “Colonia Agrícola”, creando así la primera colonia agrícola organizada del país; hombres y mujeres de temple y de férrea voluntad de trabajo dieron un gran impulso a Baradero, ya que mejoraron los sistemas de cultivo y crianza de ganado y animales de corral; y aportaron el pintoresquismo de sus costumbres. Ante la demanda de nuevas y mejoras herramientas se establecen las primeras herrerías, que se convertirán en talleres, primitivas industrias, destacándose las de Sabino Ormezano y Cristian Eschler, siguiendo las de Viale y León Currat.

1887 Gregorio Fraga es elegido el primer Intendente Municipal. El juzgado es un poder autárquico.

LOS DIAS LIMINARES Los documentos de la época indican que fue fundada en el año de 1615, por la voz y orden de Hernando Arias de Saavedra, el primer gobernador criollo. Su origen fue una reducción de indios, reunidos para establecer una Encomienda Real a cargo de franciscanos. Los primeros aborígenes fueron trasladados por el franciscano Francisco de Arena, desde las proximidades de Buenos Aires, a unas siete leguas. Otras versiones indican que pertenecían a la zona de islas o del Paraná arriba y se trataba de los grupos guaraníticos: Chanáes y Mbiguays. El Fray Arena fue designado el día de la fundación por Hernandarias y seis meses después fue sustituido por Fray Luis de Bolaños.

EL NOMBRE

Por todos los documentos hallados se testimonia que Santiago del Varadero fue creada en el año de 1615, bajo la advocación de Santiago Apóstol, por ello se ha consagrado como día de su fundación el 25 de julio, aunque no haya documentos que lo certifiquen. En todos los testimonios documentales se cita a la reducción como pueblo, con el nombre de Santiago y el militante de Varadero, Baradero y también “Barradero”, en pocos casos. Sin duda, tomó su nombre del hecho que en su río se “varaban las naves, sin peligro de avería”, debido a su lecho barroso; tal cual lo dicen las crónicas españolas.

UN LUGAR PARA LOS ABORIGENES

Para que poseyeran sus propias tierras, el gobernador Hernandarias, les asignó una legua de campo con frente al río, que se podía medir desde la conjunción del Río Arrecifes con el Paraná (así le decían al Río Baradero, brazo del mismo) hasta contar 6.000 varas sobre su costa. Desde allí, medir otras leguas de fondo, pero descontando los bañados, hasta dar con las tierras que se le concedieron al encomendero Don Gaspar de Godoy, provistas por el propio Hernandarias desde los primeros días de la fundación de esta Encomienda Real.

HERNANDARIAS

Hernando Arias de Saavedra fue, quizás, el último representante del espíritu de la conquista en el Río de la Plata y su nombre debe inscribirse junto al de aquellos que lucharon y dedicaron su vida a colonizar y evangelizar estas lejanas comarcas que constituyeron uno de los confines más alejados del imperio español. Hijo de esta tierra, había nacido en Asunción del Paraguay, cabeza de la gobernación del Río de la Plata, el 10 de septiembre de 1561. Fue su padre el capitán español Martín Suárez de Toledo y su madre doña María de Sanabria, por lo que era nieto por vía materna del adelantado don Diego de Sanabria y de doña Mencia Calderón de Sanabria, rica dama española que trajo su fortuna al Paraguay. Hernandarias fue además, medio hermano de Fernando de Trejo y Sanabria, que hacia fines del siglo XVI era obispo del Tucumán y uno de los fundadores de la Universidad de Córdoba. Don Hernando, hombre culto, prudente y generoso, de caballerescos modales y grandes iniciativas, era sumamente versado en historia romana, que según algunos historiadores, llegó a sus manos a través de las tan comunes abreviaciones españolas de aquellos días. Educado en el convento franciscano de su ciudad natal, tuvo por maestro a Ruy Díaz de Guzmán, célebre historiador de la época, autor de “La Argentina o Historia de la Provincia del Río de la Plata” (1612). Como todo individuo de buena cuna y elevada educación de aquellos tiempos se cree que dominó el latín y que fue versado en otras materias. Integrando las milicias de su ciudad natal, marchó muy joven a la guerra contra las tribus fronterizas que hostigaban a la población cristiana. Según cuenta la tradición, para evitar mayores derramamientos de sangre, retó al cacique enemigo a un duelo cuerpo a cuerpo y en el combate le dio muerte, sufriendo tan solo unas pocas lesiones. Hernandarias se enroló en la expedición a la Ciudad de los Césares organizada por el gobernador Abreu (1578), participó en la fundación de Salta, formando en las milicias de don Hernando de Lerma y estuvo a cargo del ganado destinado a la segunda fundación de Buenos Aires emprendida por su futuro suegro, don Juan de Garay, a quien acompañó como cabo segundo en su expedición a las sierras de Tandil y de la Ventana. A los 20 años de edad, se casó con la hija del adelantado, doña Jerónima de Contreras y se fue a vivir a Santa Fe, donde estableció su residencia. Años después Hernandarias combatió contra las tribus niguares del Paraguay, participó en la fundación de Concepción del Bermejo, de la que fue primer alcalde ordinario e integró la expedición que a través de las actuales selvas formoseñas, abrió un nuevo camino a la ciudad de Asunción. Personaje destacado de la fundación de Corrientes, en 1588, reemplazó a Alonso de Vera “Cara de Perro” en el gobierno de Asunción, ejerciendo la tenencia general de las provincias el 13 de julio de 1592. Su amplia hoja de servicios se vio incrementada cuando en 1592 fue teniente de gobernador de don Hernando de Zárate y en 1597 de Juan Ramírez de Velasco. Se hallaba en Concepción del Bermejo cuando se enteró de la trágica muerte de Ramírez de Velasco y encabezando 80 efectivos, partió desde aquella ciudad para enfrentar a los indios, a los que aniquiló tras una sangrienta batalla en la que resultó herido. Ya en Asunción, encontró a la ciudad convulsionada, debido a las discrepancias que existían en cuanto a si Ramírez de Velasco había depositado en él su confianza o no. En gesto de alta nobleza declinó el mando para someterse a los designios de la mayoría y el 4 de enero de 1598 la Asamblea lo designó gobernador “con mucho gusto y aplauso de toda la gobernación…haciendo uso del privilegio concedido por el emperador Carlos V ” Apaciguado el Paraguay, a poco de su reconocimiento por la Audiencia de Charcas, Hernadarias bajó a Buenos Aires, amenazada entonces por la acción de piratas, previa designación de su cuñado, el capitán Antonio de Añasco, como teniente de gobernador. Disipado aquel peligro, pasó a Santa Fe, sede de su hogar, donde recibió del Virrey del Perú la designación de gobernador interino y la visita de su medio hermano el obispo Trejo, que llegaba con la misión de ordenar sacerdotes en Paraguay. Junto a este regresó a la capital, ciudad de su nacimiento, donde fue recibido por el pueblo que le hizo entrega de las llaves, con las que abrió su puerta simbólica. Mientras el obispo Trejo administraba el sacramento de la Confirmación a más de 3000 pobladores, Hernandarias comenzó a organizar la expedición contra los indios alzados del Paraná, quienes habían asesinado a más de una veintena de españoles, entre ellos Bartolomé de Sandoval y el general Iñigo de Velasco. Partió al frente de un escuadrón de 200 efectivos bien armados, dividido en ocho columnas con un capitán a su frente cada una y, encabezando esas fuerzas, aniquiló por completo la rebelión. Los indios que no fueron muertos, huyeron hacia los bosques para no regresar. De vuelta en Asunción, Hernadarias dictó ordenanzas sobre la base de las que impusieran oportunamente don Alvar Núñez Cabeza de Vaca y Domingo Martínez de Irala, organizando pueblos con asientos mucho más favorables, a cargo cada uno de un protector, pagando y sosteniendo al sacerdote encargado de la enseñanza religiosa. Nueve años después, el padre Luis Bolaños recorrió las regiones civilizadas, fundando las primeras reducciones franciscanas de aquellos lares: Caazapá y Yutí. El 20 de junio de 1596 el Rey Felipe II designó gobernador a don Diego Rodríguez Valdez y de la Banda, ello tras la definitiva renuncia de Juan Torres de Vera y Aragón. Tras una prolija y ordenada administración de los fondos públicos, Hernandarias dejó su primer gobierno, pero regresó en 1597, tras el fallecimiento de su titular, en la ciudad de Santa Fe. El 12 de enero de 1603, fue designado por el virrey del Perú para un tercer período, para júbilo de la población, que se deshacía en elogios a su persona. La gobernación se hallaba vacante desde el 12 de agosto del año anterior. Una de las primeras decisiones de Hernandarias fue emprender una nueva expedición en busca de la mítica Ciudad de los Césares, hecho que anunció a través de pregones en todas las ciudades de la gobernación. Organizarla le llevó cerca de seis meses, reuniendo 130 soldados, 600 vacunos, igual número de caballos y unas setenta carretas con sus respectivos bueyes, además de 600 indios auxiliares. La expedición partió de Buenos Aires el 1 de noviembre de 1604, internándose en el inmenso desierto pampeano, para seguir los rastros de la legendaria expedición de Francisco César, soldado de Solís, que dio origen a la leyenda. Tras recorrer 150 leguas, los españoles llegaron a las márgenes de los ríos Colorado y Negro y costeando siempre sus riberas, alcanzaron Choele Choel y el territorio donde en la actualidad se encuentra la ciudad de Gral. Roca. Habían explorado un vasto territorio, descubierto importantes salinas y fértiles valles y confirmado la dominación de España en aquellos territorios, en lo que fue un antecedente más que notable de la conquista del desierto, todo ello, después de batir a los indios que los superaban en número de diez a uno. De regreso en Buenos Aires, ciudad a la que este gobernador elevó de categoría e importancia, contribuyó con energía, proveyendo de carretas, bueyes y víveres, a equipar la expedición del gobernador de Chile Mosquera, que venía proveniente de España, encomendado para hacer la guerra a los araucanos. Ocurrió que Mosquera actuó con soberbia y su soldadesca incurrió en graves desmanes contra la población, motivando su reacción violenta. De la mano de Hernandarias, Buenos Aires logró sustentarse de su propio comercio con el Brasil. Fue él quien reconstruyó el fuerte y, bajo su mando, los pobladores comenzaron a edificar el Cabildo. Este tercer gobierno se extendió hasta el 21 de diciembre de 1609, cuando llegó un nuevo titular Diego Marín Negrón, que acabaría sus días asesinado, en pleno ejercicio de sus funciones. De nada valieron las malas intenciones de los enemigos de Hernandarias ya que el juicio de residencia arrojó, por segunda vez, una administración más que impecable, razón por la cual, se retiró a su residencia particular de Santa Fe, junto a su familia, en espera de nuevos acontecimientos. Hernandarias fue gobernador por cuarta vez, por designación fechada el 7 de septiembre de 1614. Se hizo cargo de esas funciones en su casa de Santa Fe el 3 de mayo de 1615 e inmediatamente después se trasladó a Buenos Aires, a la que llegó el 29 de mayo de ese año. En esta nueva oportunidad, adoptó enérgicas medidas en defensa del vecindario y su comercio, razón por la cual, expulsó de la ciudad a judíos portugueses que simulando ser católicos practicantes, ejercían el contrabando en desmedro de la economía regional. De este período dice el historiador Raúl A. Molina: “..la muerte de Martín Negrón había acentuado la política del fraude aduanero iniciada bajo su gobierno; y durante la actuación de su sustituto Mateo Leal de Ayala, se formó el famoso cuadrilátero, que mantuvo a esta ciudad en el desafuero y la violencia.

Militares de Baradero HERNANDO ARIAS DE SAAVEDRA (HERNANDARIAS)

Fue el fundador y el primer militar que pisó este suelo, según lo manifiesta en una carta al rey del 25 de mayo de 1616

JUAN DE SORIA Y MEDRANO

Teniente de Caballería, se supone que ejerció su cargo desde 1643; pero hay escasa documentación. Sí se sabe que en 1665 estuvo en Tucumán combatiendo contra los Quilmes, a las órdenes del Gob. Alonso de Mercado y Villacorta. También se cree que condujo a este lugar parte de los Quilmes vencidos para reforzar la Reducción.

JUAN IGNACIO SAN MARTÍN

Maestre de Campo, residente desde 1678 en Baradero. Se destacó en la guerra contra los indios, pero fue procesado por su crueldad con los mismos.

SEBASTIAN GUTIÉRREZ DE PAZ

Capitán al mando de un pequeño fortín de setenta y siete soldados de la Compañía de Blandengues.

LA COMISARÍA

El 2 de enero de 1891 se creó en este pueblo la Comisaría de Policía, siendo su primer jefe el subcomisario Andrés Supeña, teniendo a cargo un sargento y veintitrés agentes. Este personal, además de la vigilancia del pueblo, debían de hacer semanalmente un recorrido por toda la campaña y debían ser visados por los alcaldes de barrio, por tenientes alcaldes, estancieros y pulperos. Iban armados de carabinas Remington, con bayonetas y sables semicorvos largos. Estos recorridos se usaron hasta fines del siglo XIX y principios del XX.

LAS SEDES POLICIALES

El primer edificio que ocupó la Comisaría fue una dependencia perteneciente a la Municipalidad. Poseía dos calabozos que fueron construidos en 1860 y se le denominaba cárcel. Fueron hechos para hacer más humano el castigo de los presos. A pesar de tener esa “cárcel”, no por eso dejaron de existir los cepos, por ello, cuando ya estaba establecida y organizada la policía, se resolvió por orden superior destruir estos instrumentos tan inhumanos como tan fuera de época. En este lugar estuvo hasta el año 1938 en que se mudó a la calle Anchorena al 800 y finalmente en 1980 se afincó en su actual edificio de Gallo y Gorriti.

Trismo

Campings, casas de campo, estancias.

Balneario Ciudad de Baradero. Alte Brown s/n. Parrillas, duchas, sector de pesca, pileta (lago artificial), proveeduría, alquiler de bungalows, dormis, carpas para camping.

Club de Pesca. Alte Brown s/n. Parrillas, duchas, sector de pesca, proveeduría, pluma náutica, combustible.

Club Sportivo. Ruta 41 km 1. Parrillas, duchas, pileta, proveeduría, tenis, fútbol, basquet, rugby, paddle.

Club Social. Rodriguez al 500. Bar, Minutas, Tragos, Picanas, Eventos.

La Mutua. Alte Brown s/n. Parrillas, duchas, sector de pesca, proveeduría, pileta

Camping Sindicato Luz y Fuerza. Alte Brown s/n. Parrillas, duchas, sector de pesca, proveeduría, pileta.

Tiro Federal Argentino. Emilio Samyn y Alte Brown. Parrillas, duchas, pileta, proveeduría, tenis, fútbol, basquet, pelota paleta, paddle, tiro.

Sindicato de Químicos. Alte Brown s/n. Parrillas, duchas, pileta, proveeduría.

Proveeduría “Lo Firpo”, cuna de grandes salamines, vastas bondeolas y ricos buñuelos.

Centro Tradicionalista El Resero: cuna del festival Local de Doma, por donde han demostrado sus destrezas importantes jinetes locales y nacionales como: Ricardo Salinas, Horacio ‘El Chueco’ Galvan, Lucas ‘El Entrerriano’ Martinez, Diego ‘El Gordo’ Perazzolo entre otros.

Además de los atractivos balnearios y náuticos o de los amenos lugares y paisajes, Baradero posee interesantes construcciones entre las que cabe destacar la iglesia neogótica de Santiago Apóstol concluida en 1861

El Logo:

Forma de elipse con proporción 7 / 5 , cortado por un ceñidor ondeado de plata.

Trae en el cuartel superior de sinople una estrella de plata de cinco puntas.

En el cuartel inferior de azur una espiga de trigo de oro, en palo con la estrella.

Ornamentos:  timbrado con un lema toponímico  de sable y en punta fuera del campo del blasón otro lema toponímico de la provincia,  sobre una cinta de plata con  forro en azur celeste.

SIMBOLOGÍA

La estrella en el campo superior  simboliza su ubicación sobre la pampa húmeda de color verde con el río. La espiga de trigo simboliza su riqueza agrícola.

El nombre de la localidad en la inscripción superior y en la inferior el lema en latín :”primus inter pares”  Primero entre pares.

Hoy en el aniversario de nuestra hermosa ciudad, tendremos muchos eventos a lo largo de todo el día, a continuación el detalle de los horarios:

OBRAS A INAUGURAR DIA 25 DE JULIO

COLOCACIÓN OFRENDA FLORAL EN BUSTO A HERNANDARIAS. BOULEVARD AMEGHINO.

SENDA PEATONAL CORDON CUNETA E ILUMINACION CALLE ALTE. BROWN.

PAVIMENTO BARRIO HOSPITAL.

PAVIMENTO BARRIO SANTO DOMINGO. CALLE SALGUERO.

PAVIMENTO BARRIOS VILLA CRISTINA Y POMPEYA.

COLECTOR CLOACAL PROFUNDO, CALLES AMEGHINO, ETC.

MISA PARROQUIA SGO. APOSTOL.

PAVIMENTO CAMINO TRAMO ATANOR – FUNDACIÓN FIGUEROA SALAS.

ENTUBAMIENTO CALLE PRINGLES Y BERNANBE DE SAN MARTÍN.

ENTREGA DE VIVIENDAS PLAN PLURIANUAL.

PAVIMENTO CALLE 4 DE FEBRERO.

PLAYON DEPORTIVO CIC.

CENTRO CULTURAL. BARRIO TOBARES.

ESTACION DE BOMBEO DE LÍQUIDOS CLOACALES.

CENTRO DE MONITOREO URBANO – MUNICIPALIDAD.

Un comentario en “Feliz cumpleaños querida ciudad: Baradero celebra 396º Aniversario

Comentarios cerrados.