¿Cómo puede resguardar sus datos en Facebook de un ataque de “hackers”?

Ante las amenazas de un presunto sector de Anonymous de atacar a la mayor red social del mundo, cobra relevancia la necesidad de aplicar un sistema que dispone la firma de Mark Zuckerberg para descargar fotos y videos y publicaciones que el usuario haya compartido por este espacio.

Facebook, la “tercera nación del planeta” en habitantes si se toma en cuenta su cantidad de usuarios (más de 750 millones), está bajo amenaza.

Un presunto sector de Anonymous, el famoso espacio de “hacktivistas”, anunció que tiene previsto para el 5 de noviembre un ataque, una operación que fue bautizada como “Facebook OP” (Operación Facebook).

Según un comunicado publicado en un video colgado en YouTube, se advierte que no será un simple robo de datos, o la caída del servidor de Facebook, sino que se prepara un ataque que pretende “destruir” al gigante de las redes sociales.

Sin embargo, Anonymous negó a través de la red social Twitter estar detrás de esta supuesta amenaza informática contra Facebook que circula por Internet, aunque sí admitió que quienes la encabezan pueden ser miembros del grupo que actúan de manera independiente.

El martes estos hackers, bajo el nombre de Anonymous, subieron un video a Youtube donde declaraban sus intenciones de “matar a Facebook por el bien de su propia privacidad” e instaba a otros “hacktivistas” a unirse a la causa.

Bajo la cuenta de Twitter OpFacebook, y luciendo un avatar (imagen de perfil) con el símbolo de Anonymous, estos hackers amenazan con boicotear Facebook el 5 de noviembre.

Sin embargo, otros miembros del grupo negaron a través de la misma red que todos apoyaran el ataque.

“No estamos tras la Operación Facebook. No es nuestro estilo matar al mensajero”, reza uno de los tweets que desmienten la participación de Anonymous.

“Sabu”, el presunto líder de este grupo de hackers, continuó el hilo de Twitter y pidió a los medios que se hicieran eco de que ellos no están detrás de dicho boicot contra la red social de Mark Zuckerberg.

Al parecer, Anonymous debe contar con disensiones internas y aunque su nombre no apoye la posible amenaza contra Facebook, esto no garantiza que los hackers que están tras ella no puedan llevarla a cabo.

“Los disturbios están en marcha. No es una batalla por el futuro de la privacidad y la publicidad. Es una batalla por la elección y el consentimiento informado”, rezaba el manifiesto del video que subieron a Youtube.

La fecha del 5 de noviembre conmemora la detención en 1605 del conspirador católico Guy Fawkes cuando planeaba la llamada “Conspiración de la Pólvora”, con la que pretendía hacer volar el Parlamento británico y asesinar así al entonces rey Jacobo I, a su familia y a la Cámara de los Lores.

Desde entonces, Fawkes se ha convertido en un símbolo para los activistas y para los que se oponen a la autoridad.

Los motivos ofrecidos por este sector Anonymous para llevar a cabo esta ofensiva apuntan a que la red social viola la privacidad de los usuarios, ya que comercializa su información a los gobiernos que deseen vigilarles.

“Facebook ha estado vendiendo información a las agencias de gobiernos, y ofreciendo acceso clandestino a los datos de los usuarios, por lo que permite espiar a gente de todo el mundo”, dice el comunicado.

También se advierte al usuario de que “todo lo que hace en Facebook se queda en Facebook”, y que es imposible eliminar su cuenta de forma que la información no pueda ser recuperada por la empresa cuando quiera.

Además, en el video se asegura que cambiar la configuración de privacidad de la cuenta en la red social tampoco protege al usuario de que su información pueda ser espiada. “Facebook sabe más sobre usted que su propia familia”, advierte.

Este presunto sector de Anonymous cierra el comunicado anunciando la fecha en la que se llevará a cabo el ataque, el 5 de noviembre de 2011, seguida de su popular lema “Somos Anonymous. Somos legión. No perdonamos. No olvidamos. Espéranos“.

Aquí, el video en cuestión:

Antecedente
¿Es posible un ataque de esta magnitud? Quienes lo creen posible recuerdan un antecedente muy reciente, de hace menos de un mes, cuando un técnico informático español descubrió que los enlaces mencionados dentro de la red creada por Mark Zuckerberg no son lo que parecen y hacer clic en ellos puede llenar la computadora de virus.

Vicente Aguilera, director del Departamento de Auditoría de la empresa Internet Security Auditors, denunció que existe un agujero de seguridad que afecta a los enlaces que se comparten entre amigos, en el muro, en mensajes privados o de grupo.

“Un atacante puede mandar un enlace que parece ser de Facebook pero, en realidad, te lleva a una página exterior sin avisarte”, explicó Aguilera a medios españoles.

Por ejemplo, un “amigo” puede poner en el muro un enlace que lleva a una foto o una aplicación que parecen estar dentro de Facebook. Pero, aunque en la URL se observe la dirección www.facebook.com, en realidad está en otro sitio, fuera de la red social.

Este sitio puede ser una web donde se pidan datos privados (“phishing”) o se introduzca un virus en la computadora.

Es lo que se llama una “redirección abierta“: un enlace que parece legítimo, pero redirige a un sitio diferente, sin que lo sepa el usuario, ni Facebook lo notifique.

En principio, la red social tiene un mecanismo de seguridad por el que avisa si un enlace no confiable lleva fuera, pero el fallo descubierto por Aguilera permite saltarse este mecanismo de seguridad. El experto avisó a Facebook sobre el mismo, pero la red social le respondió con una negativa.

¿Es posible un ataque de esta magnitud? Quienes lo creen factible recuerdan un antecedente muy reciente, de hace menos de un mes, cuando un técnico informático español descubrió que los enlaces mencionados dentro de la red creada por Zuckerberg no son lo que parecen y hacer clic en ellos puede llenar la computadora de virus.

A resguardo
Aunque se supone que la compañía de Zuckerberg cuenta con medios para protegerse, Anonymous demostró que es capaz de llegar muy lejos. Ante esta posibilidad, si usted es uno de los 750 millones de usuarios de Facebook, puede descargar todos sus datos. Aquí, se explica paso por paso cómo hacerlo:

Hay que dirigirse al botón “Cuenta” situado en la esquina superior derecha de la ventana de Facebook.

A continuación, se abre un menú desplegable en el que se debe seleccionar “Configuración de cuenta”.  La pantalla mostrará por defecto el menú “General“, en el que se puede editar el nombre de usuario, la contraseña, el idioma y las redes, así como las cuentas vinculadas y la dirección de correo electrónico.

Bajo este menú aparece la opción “Descarga una copia“, que dirige a otra ventana donde se detalla esta función.

Facebook explica que el archivo del usuario contiene cualquier foto y video que haya compartido en la red social, así como publicaciones en el Muro, la lista de amigos, mensajes y conversaciones de chat.

Atención: las fotos de amigos, actualizaciones de estado, así como comentarios que el usuario haya publicado en otras cuentas, quedan excluidas de la descarga de datos.

La ventana añade un mensaje de advertencia, en el que motiva al usuario a proteger su información privada. “Su archivo de Facebook incluye información personal importante. Tenga esto en cuenta antes de enviar o cargar el archivo a cualquier otro sitio“, explica.

Una vez que el usuario hace clic en el botón verde “Descargar“, aparecerá el mensaje “Pendiente…” mientras Facebook crea un archivo con todos los datos.

Advertencia al lector: el proceso puede llevar algunas horas, aunque el archivo resultante solo lleve 30 fotos y ocupe menos de 10 MB.

Luego de esto, Facebook envía un correo al usuario. Se trata de un enlace que redirige a una ventana donde se debe introducir de nuevo la contraseña para proceder a descargar el archivo.

Para proteger tu información, te pediremos que reingreses tu contraseña para confirmar que ésta es tu cuenta“, informa la red social.

Una vez confirmada la identidad se genera una ventana que permite la descarga de un archivo comprimido, bajo formato .ZIP, donde va comprimida toda la información mencionada.

Las fotos están contenidas en formato JPEG y el resto de documentos (Muro, mensajes, lista de amigos…) son archivos en formato HTML que direccionan a un servidor externo. Ahora el usuario puede hacer lo que crea conveniente para salvaguardar esa carpeta.

Recuerde: en este archivo no aparecen fotografías de otros contactos aunque el usuario haya sido etiquetado. Tampoco ningún tipo de información de otros contactos, ni ningún tipo de comentario que se haya hecho a lo largo del tiempo que el internauta haya utilizado Facebook.