Apuntes: Jornada movida en Baradero

Desde primera hora de la mañana la gente se movilizó para concurrir al lugar de votación y, como en toda experiencia nueva, se dieron algunas curiosidades como lo estrecha que resultaron las urnas diseñadas para otro número de votantes. Antes eran unos 250 por mesa y ahora hay un centenar más. La boleta, por otra parte, tenía varios cuerpos lo que la hacía voluminosa y asi son los sobres que las contienen. Resultado; en algunos lugares fue menester abrir la urna, comprimir los sobres, labrar un acta y continuar.

En la Escuela Juana Berissso se adoptó una modalidad única: los votantes esperaban afuera, en la calle y, poco a poco, el personal de Prefectura iba llamando por número de mesa a los electores que paulatinamente ingresanban al recinto. Esto evitó las aglomeraciones dentro del local, pero las hubo, aunque no muy grandes, en la vereda.

Uno de los lugares donde a lo largo del día hubo mucha gente fue la Escuela Nº 3 donde difícilmente se terminara a las 18. Las escaleras (Escuela Nº 1, Instituto S. Ferrari), complican el trámite cuando se trata de personas ancianas.

En la Escuela Técnica la votación transcurrió con fluidez pese al gran número de personas que allí votaron.

En franco contraste, la Escuela J. J. de Zavaleta se mantuvo casi toda la jornada como se ve en la toma fotográfica: con poca gente y cómoda para los votantes.

Nuestros mayores en muchos casos no quieren quedarse en su casa y votan. En casos, como el que muestra la foto, las urnas fueron sacadas a la calle, hasta la puerta de un auto, para que el ciudadano ejerciera su derecho a votar.

Fuente: El Diario de Baradero.