Telefónica y Siemens salen a conquistar las “nuevas comunicaciones” de las empresas argentinas

Apuntan a agilizar el proceso de gestión de datos de las compañías porque proporcionan la integración de diferentes fuentes de información. De esta forma, optimizan los procesos de los negocios, para hacerlos más veloces y eficientes, además de simplificar tareas y recursos de la organización.

Las comunicaciones unificadas (CU), entendidas como la integración de los servicios de telefonía, mensajería unificada, mensajería instantánea corporativa, conferencias web y estado de disponibilidad del usuario en una sola experiencia para los empleados y para el personal que administra y da mantenimiento a la infraestructura, es uno de los segmentos de negocios tecnológicos donde los principales jugadores del mercado cada vez más ponen esfuerzos.

¿Cuál es la razón? Esta integración, que se manifiesta en el caso de un empleado en tener en una misma bandeja de entrada su correo electrónico, su correo de voz y el fax, es para las empresas un elemento obligatorio dentro de las organizaciones.

En las compañías, el volumen de datos es creciente y diversificado, lo que obliga a abastecer velocidad, control y seguridad sobre los registros de los negocios.

Así, las comunicaciones unificadas permiten agilizar el proceso de gestión de datos, porque proporcionan la integración de diferentes fuentes de información.

El propósito de estas tecnologías es optimizar los procesos de los negocios, hacerlos más veloces y eficientes, además de simplificar tareas y recursos de la organización.

Las CU también disminuyen la complejidad y la dependencia de los medios o dispositivos, y sólo requieren, en principio, disponer de comunicaciones basadas en los protocolos de Internet (IP).

Contexto
En el caso de América latina, las CU crecen en el contexto de un mercado de redes empresariales que está recobrando su impulso, con una nueva ola de reconversión tecnológica en progreso.

De acuerdo a la consultora IDC, este mercado mostró importantes signos de recuperación después de la crisis económica del 2009, en términos de ingresos. Creció un 20% en el segundo semestre del 2010, si se lo compara con el mismo período del año anterior.

El mercado de telefonía IP fue el más dinámico, ya que aumentó un 26% y se espera que continúe subiendo en dos dígitos, gracias a que la mayoría de los países todavía se encuentran migrando sus centrales tradicionales (TDM) a soluciones convergentes.

Para IDC, las soluciones de comunicaciones unificadas experimentarán un sostenido impulso, producto de la creciente aceptación del protocolo SIP en la región.

En los mercados de routers y switches se observan buenos niveles de recuperación, según la consultora, como consecuencia de que los proveedores de servicios continúan en la búsqueda del aumento de su capacidad, a la hora de hacer frente a nuevas presiones sobre la red, ocasionado por el aumento del tráfico y el exponencial aumento del uso de aplicaciones ricas en contenido, especialmente multimedia. Los nuevos equipos están incorporando nuevas funcionalidades que los hacen más atractivos y útiles para los usuarios finales.

En este sentido los verticales, que demuestran mayor dinamismo. son los de gobierno, telecomunicaciones y recursos (minería, petróleo y gas), los cuales experimentaron un crecimiento interanual superior al 40% entre 2009 y 2010; mientras que otros sectores como manufactura y educación registraron expansiones en el rango del 20%.

Alianza
En este marco, cobra sentido el desembarco en la Argentina de un acuerdo entre dos gigantes como Telefónica y Siemens, que tiene por objeto la prestación conjunta de servicios de CU a los clientes corporativos y a las administraciones públicas en la Argentina.

El acuerdo fue anunciado en el marco de la exposición ExpoTICs 2011, que se realiza esta semana en el hotel Hilton de Buenos Aires, una muestra que es la continuación en un formato más reducido que la antigua ExpoComm.

En virtud de este convenio, las dos empresas trabajan unidas, aunque sin exclusividad mutua, para llevar una solución integral y completa de voz gestionada y datos.

Esta solución ayudará a las empresas a crecer en sus negocios, automatizar procesos y mejorar su productividad, así como a las administraciones públicas a diseñar sus agendas digitales y mejorar sus servicios al ciudadano.

¿Cuáles son los beneficios para las organizaciones? Ahorrarse implementaciones complejas de PABX (centrales telefónicas para administrar las comunicaciones) en todas sus oficinas, y, en su lugar, hacer uso de las redes de datos para disfrutar de servicios de voz y comunicaciones unificadas. Además, permitirá despliegues rápidos de terminales telefónicos y modernas aplicaciones de productividad, que acompañen a los clientes en el crecimiento de sus negocios.

El acuerdo incluye, entre otros, actividades de comercialización conjunta a los clientes, capacitación de los equipos de ambas compañías y una evolución estratégica conjunta.

Telefónica provee estos servicios desde su centro de datos (“data center”) a través de comunicaciones IP:

  • Administración avanzada de conferencias (Ad-Hoc, programadas y preconfiguradas).
  • Chat.
  • Soluciones de movilidad.
  • Conferencias web.
  • Contact Center Multimedia.
  • Voz.
  • Mensajería integrada.
  • Voice mail.
  • Preatención.

Los usuarios pueden acceder a estas facilidades desde un portal web personalizado, lo queles permite controlar y administrar a sus comunicaciones desde cualquier lugar y en todo momento.

El anuncio fue realizado en una conferencia de prensa por el gerente de Desarrollo y Gestión de Productos de Telefónica Empresas, Oscar Larroy; el CEO de Siemens Entreprise Communications, Daniel Corrado y el vicepresidente de Soluciones Globales de Marketing de esa empresa, Mark Straton.

Para el desarrollo de esta solución, Siemens proveyó la suite OpenScape, que permite contar con una aplicación multicliente abierta, con lo cual el usuario puede optimizar costos operativos abonado sólo por los puestos contratados desde el centro de datos, sin necesidad de invertir en equipamiento, bajo un concepto de comunicación bajo servicio.

¿Cuáles son las organizaciones que pueden sacar más provecho de estas prestaciones? Aquellas que requieren un recambio tecnológico sobre las centrales telefónicas tradicionales, con múltiples dependencias físicas, con operaciones críticas que necesitan continuidad del servicio de telefonía ante eventuales contingencias, con teletrabajadores y prácticas de trabajo flexible o que busquen una migración gradual a servicios de telefonía IP.

En ese sentido, Corrado explicó que pueden aplicar tanto organizaciones con 25 puestos de trabajo como de 400, que necesiten un despliegue rápido de estos servicios, en cuestión de horas o pocos días.

En la Argentina, ambos proveedores ya tienen una cartera de unos 20 clientes conjuntos, entre los que hay bancos y cadenas de locales de ventas de electrodomésticos y supermercados.

Fuente: iprofesional.com