En calle Oro: Problemas con un semáforo

El semáforo ubicado en la esquina de las calles Santa María de Oro y Anchorena, es cierto que fue colocado para solucionar problemas del cada día más complicado tránsito local, pero ha generado un inconveniente que, probablemente tenga solución, aunque deberán procurarla los entendidos.

El tiempo que dura encendida la luz verde no es el mismo para los dos lados; como casi siempre ocurre y, en este caso, los segundos “verdes” para la circulación por Anchorena son más que los asignados a dar paso a los rodados circulantes por Santa María de Oro. Esto provoca, a veces, el congestionamiento de esta última calle y se forman largas colas que en ocasiones pasan el cruce de Oro y Laprida, es decir, de más de una cuadra de extensión provocando también dificultades a los automotores que circulan por la calle mencionada en segundo término. Favorece dicho inconveniente el hecho que la calle Sta. María de Oro no es muy ancha y que casi siempre, por cosas que no debieran suceder pero ocurren, hay algún automóvil detenido en doble fila.

Es probable que quienes se dedican al estudio de este tipo de inconvenientes tengan la solución y, si así fuera, bueno sería que se aplique cuanto antes en beneficio de la fluidez de circulación.

Una fila de una cuadra de vehículos espera la luz verde. Ni la mitad de ellos conseguirá pasar.