Aumentan 18 % los cuadros respiratorios

La última ola de frío y el inicio de la polinización por la proximidad de la primavera, se conjugaron en las últimas dos semanas para incrementar en un 18% los cuadros de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc), asma y rinitis alérgicas, algunos de los cuales derivaron en sinusitis y neumonías, según informaron fuentes sanitarias bonaerenses.

En los hospitales provinciales San Martín y Sor María Ludovica de nuestra ciudad, el Cetrángolo de Vicente López y en el Centro Provincial de Neumotisiología de Tandil, coincidieron en que en las últimas dos semanas, las condiciones climáticas y estacionales provocaron un aumento cercano al 18% en las consultas por complicaciones en personas con Epoc, asma y rinitis. “Incluso tres pacientes complicados con Epoc debieron quedar internados con asistencia respiratoria porque desencadenaron neumonías”, explicó Magdalena Aprea, jefa de Emergencias del Policlínico platense.

Los especialistas explicaron que es normal la presencia de ciertas bacterias como el neumococo en la garganta que, en personas sanas, por lo general son benignas. “Estos gérmenes que en personas sin patologías respiratorias de base no provocan enfermedad, bien pueden desencadenar una neumonía por microaspiración de la flora de fauces en aquellos que tienen Epoc, asma o problemas inmunológicos”, sostuvo Patricia Malamud, jefa de internación del Hospital Cetrángolo de Vicente López.

La disnea, que es la necesidad de hacer un mayor esfuerzo y utilizar más músculos para respirar, sumada a la tos y la expectoración, son los principales síntomas que manifestaron los pacientes respiratorios crónicos afectados por la última ola de frío.

“Estos pacientes deben vacunarse contra la gripe y el neumococo todos los años, adherir completamente al tratamiento, abandonar el cigarrillo -que es la principal causa de Epoc-, y sumarse a un programa de rehabilitación respiratoria con ejercicios que aumentan la resistencia y reducen la fatiga”, recomendó Malamud.

A su vez, se estima que un 15 por ciento de la población sufre de rinitis alérgica, una enfermedad crónica que suele confundirse con un resfrío prolongado, y cuyos síntomas se agudizan a esta altura del año por efecto del aumento del polen suspendido en el aire, que actúa como un poderoso alérgeno que inflama las mucosas de la vía aérea superior.