La solidaridad es más que una actitud: Jesús te necesita

Tal como lo adelantábamos en nuestra edición de ayer, esta noche se realiza la raviolada solidaria en el salón del SOERM, con el objetivo de ayudar a Jesús, un niño de dos años que sobrelleva un profundo problema de salud y que merece una mejor calidad de vida.

Así es que vecinos de esta ciudad, que enterados de la problemática, se pudieron a trabajar en silencio y reunieron muchas voluntades para tenderle una mano solidaria y como todavía faltan algunas cosas organizaron dicha cena con el fin de recaudar cierta cantidad de dinero para lograr el objetivo que consiste en poder terminar una construcción que le brinde al menor y a su abuela que lo tiene a su cuidado, un lugar digno.

Jesús se merece que entre todos sumemos y cada uno lo puede hacer adquiriendo una tarjeta por el valor de $ 45 para la raviolada que se va a realizar esta noche a partir de las 21 hs. en le salón del SOERM.

Las tarjetas se pueden adquirir en la sede del SOERM, en el Bar Pelecho, en la estación de servicio ESSO.

Un buena acción

La solidaridad es más que una actitud, la solidaridad trasciende a todas las fronteras: políticas, religiosas, territoriales, culturales, etc. para desarrollarse en las personas de todos los rincones del mundo, ya que nunca como ahora se tiene conciencia de formar parte de la aldea global.

La solidaridad implica afecto: el apoyo al amigo, la proacción hacia los más desposeídos, a los que no ven reconocida su categoría de ciudadano o de persona, la empatía hacia las personas que sufren situaciones injustas… De este modo entendemos que la solidaridad es un deber de justicia.

Todos a colaborar por Jesús.