Prueban un virus “oncolítico” para controlar el cáncer

Investigadores demostraron por primera vez que una única inyección intravenosa de un virus genéticamente modificado puede controlar el cáncer, al eliminar las células tumorales en los pacientes sin dañar el tejido saludable.

Los científicos han tenido por décadas la idea de usar virus para alertar al sistema inmune para que busque y destruya células cancerosas. Ese interés tomó más impulso en los últimos años, a medida que los avances en ingeniería genética les permitieron personalizar los virus que apuntan a los tumores.

El campo recibió un fuerte incentivo en enero, cuando la gigante biotecnológica Amgen Inc acordó pagar 1.000 millones de dólares por BioVex, el desarrollador del virus experimental para luchar contra el cáncer llamado OncoVex.

Pero el único “virus oncolítico” aprobado hasta el momento por una agencia reguladora es para el tratamiento del cáncer de cabeza y cuello en China.

En un estudio publicado en la revista Nature, científicos de la Universidad de Ottawa y la compañía biotecnológica privada Jennerex Inc, dijeron que un ensayo pequeño y en etapa inicial de la terapia viral experimental JX-594 reveló que infectaba de manera consistente a los tumores con efectos colaterales mínimos y temporales. El virus experimental será probado luego en ensayos de etapa intermedia sobre pacientes con cáncer hepático.

“Con la quimioterapia se obtienen efectos colaterales drásticos”, dijo el doctor John Bell, jefe científico de Jennerex y experto del Instituto de Investigación del Hospital de Ottawa.
“Los pacientes que reciben este tratamiento sólo tienen síntomas de gripe por 24 horas y nada más”, añadió.

El ensayo, que incluyó a 23 pacientes con varios tipos de cáncer avanzado, se diseñó para evaluar la seguridad del JX-594. También halló que seis de los ocho pacientes que recibieron las dos dosis más altas vieron sus tumores estabilizarse o encogerse.

A su vez, siete pacientes presentaron evidencia de multiplicación viral en sus tumores, pero no en los tejidos normales.

El doctor Bell señaló que el próximo paso es un ensayo en Fase IIb de la terapia viral, sobre 120 pacientes con un cáncer de hígado denominado carcinoma hepatocelular. El autor indicó que ensayos previos sobre el JX-594 mostraron una actividad realmente fuerte sobre el cáncer hepático. Dado que algunos tipos de cáncer de hígado son causados por virus -como el de la hepatitis B- la teoría es que esas células tumorales serían más susceptibles a un segundo virus.

JX-594 deriva de una cepa del virus alguna vez comúnmente usado para vacunar a los niños contra la viruela. “Sabemos que es muy seguro”, indicó Bell.

El autor señaló que dado que el virus puede aplicarse por vía venosa, y expandirse por el cuerpo, podría limitar la capacidad de las células cancerosas de diseminarse y hacer metástasis.

Fuente: docsalud.com