Kadafi dice que sigue en Libia y que no “abandonará la tierra de sus antepasados”

En un nuevo mensaje, el dictador llamó a levantarse contra los “mercenarios y traidores”. Se supo que vendió el 20% del oro del país cuando comenzó el alzamiento en su contra.

Desde su escondite, Muammar Kadafi negó hoy los rumores de que huyó de Libia y prometió “nunca dejar la tierra de sus antepasados”, al tiempo que convocó a sus seguidores a pelear, en un nuevo mensaje de audio transmitido por un canal de televisión aliado.

La transmisión llegó en medio de declaraciones de los rebeldes que afirman que tienen rodeado al dictador en un radio de 60 kms. Kadafi no ha sido visto en público en meses y sólo se han dado a conocer mensajes de audio donde convoca a sus seguidores y arremete contra los opositores.

En el mensaje difundido hoy, que tiene una duración de unos cinco minutos y fue transmitido por la televisora Al-Rai con sede en Siria, una voz que supuestamente es la de Kadafi rechazó los reportes de que huyó al vecino Níger y aseguró estar todavía en Libia.

Además calificó a los rebeldes que lo sacaron del poder como “un puñado de mercenarios, matones y traidores” y pidió a sus seguidores tomar las armas.

“Estamos listos para comenzar la lucha en Trípoli y donde sea, levantarse contra ellos”, dijo Kadafi. “Todos estos gérmenes, ratas y cerdos no son libios, pregunten a cualquiera. Han cooperado con la OTAN (la Organización del Tratado del Atlántico Norte). Kadafi no abandonará la tierra de sus antepasados”.

La última versión sobre el paradero de Kadafi la dejó caer ayer Anís Sharif, funcionario del gobierno rebelde. Sostiene que el tirano está sitiado en una área de 60 kms. “Es cuestión de tiempo atraparlo o matarlo”, recita el funcionario sin dar mayores precisiones de donde estaría ese área. Hisham Buhagiar, coordinador de la cacería de Kadafi, sostuvo que el lugar sería en Ghwat, a unos 300 kms. al norte de la frontera con Níger.

Por otro lado, el nuevo gobernador del banco central de Libia dijo que el régimen se deshizo de aproximadamente el 20 por ciento de las reservas de oro del país para cubrir salarios durante el alzamiento que derrocó a Kadafi.

Qassim Azzuz dijo que el ex régimen vendió 29 toneladas de oro a comerciantes locales en abril, con lo que obtuvo unos 1.700 millones de dinares (1.400 millones de dólares) para mejorar su liquidez, pues enfrentaba sanciones de las Naciones Unidas. Se cree que Libia tiene unas 145 toneladas de reservas de oro.

Azzuz también indicó que ninguno de los activos del banco “faltaban ni habían sido robados” durante el levantamiento popular, lo cual incluye unos 90.000 millones de dólares almacenados en el extranjero y otros 25.000 millones en el país.

En tanto, nuevos enfrentamientos surgieron en las primeras horas de hoy cerca del poblado de Bani Walid, a unos 140 kilómetros al sureste de Trípoli. Los disparos y fuertes explosiones duraron varias horas y se escucharon en las afueras de la población, pero disminuyeron al amanecer.

Miles de insurgentes se están reuniendo a las afueras de la ciudad y amenazan con atacar si los residentes no se rinden a más tardar el sábado. Se cree que un número importante de leales al régimen están ahí.

Además, al parecer Seif al Islam, hijo de Kadafi, está escondido en esta área, dijo Abdulá Kenshil, negociador en jefe de los rebeldes alrededor de Bani Walid.

Fuente: Agencias / clarin.com