A los presidentes de mesa que cometieron “errores de importancia”: Cambian a presidentes de mesa para los comicios octubre

La Cámara Nacional Electoral ordenó a los jueces federales electorales que reemplacen a los presidentes de mesa que cometieron “errores  de importancia” en las primarias del 14 de agosto pasado.

El tribunal, integrado por los camaristas Rodolfo Munné,  Santiago Corcuera y Alberto Dalla Via, adoptó esta decisión con  fundamento en una reglamentación que dictó en 2007.

Lo hizo tras las denuncias de distintos referentes de la  oposición de irregularidades en las últimas elecciones.

Adujo que en los últimos días en varios medios de comunicación se dio cuenta “de reclamos vinculados con la actuación de las autoridades de mesa en las elecciones primarias del pasado 14 de agosto, sobre la base de haber detectado presuntos errores graves en la confección de la documentación electora”.

De hecho, referentes de la oposición denunciaron irregularidades especialmente en la provincia de Buenos Aires, al punto que el candidato presidencial presentó una denuncia penal contra autoridades de mesa por “falsedad ideológica”.

El fallo no especifica cuántos presidentes de mesa deben ser reemplazados, pero en la provincia de Buenos Aires hubo 275 mesas anuladas por problemas con el escrutinio.

El tribunal recordó que las autoridades de una mesa “controlan la emisión del sufragio de los ciudadanos, realizan el primer escrutinio de los resultados y preparan la documentación decisiva para la autoridad que deba efectuar el recuento y adjudicación de los cargos”.

Además, recordó que para la elección de las autoridades de  una mesa “debe darse prioridad a los ciudadanos que resulten de  una selección aleatoria por medios informáticos, teniendo en  cuenta su edad y grado de instrucción” y que de la misma debe  excluirse a “afiliados a alguna agrupación política”.

En la acordada, los jueces recordaron que se debe prescindir “de aquellos que hubiesen ejercido la función con manifiesta falta de idoneidad”, y que quienes son designados “deben consignarse los ciudadanos que efectivamente se desempeñen como presidente o suplente de mesa”.

“Corresponde establecer que en los casos en que los jueces  federales con competencia electoral hayan detectado manifiestas  irregularidades o evidentes y graves errores por parte de las  autoridades de mesa designadas, deberán disponer su exclusión  para los próximos comicios generales, procediendo a designar a  nuevos ciudadanos en su lugar”, fijó la Cámara.

Los camaristas remarcaron que “el adecuado funcionamiento de  las mesas receptoras de votos constituye uno de los aspectos  vitales de todo proceso electoral” puesto que “son el instrumento clave para el correcto desarrollo de las elecciones”.

“Sus autoridades controlan la emisión del sufragio de los  ciudadanos, realizan el primer escrutinio de los resultados y  preparan la documentación decisiva para la autoridad que deba  efectuar el recuento y adjudicación de los cargos”, añadieron.

El tribunal ordenó también que “las secretarías electorales refuercen la capacitación de las autoridades de mesa poniendo a disposición de las mismas manuales elaborados a ese efecto, así como también informando acerca de los cursos presenciales y el interactivo por Internet”.