Ricardo Morales: “La concreción del camino es mi mayor aspiración”

En horas de la mañana de ayer, en diálogo con el delegado municipal de Ireneo Portela, Ricardo Morales a quien preguntamos como están las cosas en relación al dificultoso camino entre esa localidad y Baradero.

Se nota, es muy evidente, que el tema preocupa hondamente al delegado municipal ya que, como él mismo dice, “todos los días tengo que poner la cara ante la gente de Portela que me hace reproches, pero si sigo siendo el delegado, juro que se hace el camino y luego me voy a mi casa. La concreción del camino es mi mayor aspiración”, pero agregó que hace unos días mantuvo una reunión con la comunidad del lugar y explicó cuál es la actual situación. Morales asegura que la empresa hoy tan cuestionada, se presentó a la licitación pública con todos sus papeles en orden y que, desde el punto de vista legal, que es el único que se tiene en cuenta, la documentación que avalaba a la firma era irreprochable.

Una particularidad interesante del relato del delegado es la referida a la intuición del intendente Aldo Carossi que, tras la primera entrevista con el propietario de la empresa ganadora de la licitación, sospechó que las cosas no saldrían bien.

Siempre dentro de lo legal fue que la empresa solicitó el adelanto de más de un millón y medio de pesos, cosa a la que, siempre de acuerdo con los dichos de Ricardo Morales, el municipio no se podía negar ya que a la pavimentadota ese pago le correspondía por derecho.

Una vez recibido el dinero la firma, pretextando que el tiempo transcurrido entre la licitación y la adjudicación era demasiado largo, solicitó el reconocimiento de mayores costos. Este es un punto importante en la cuestión ya que, en la mayoría de los casos, las empresas del rubro, que saben cómo se manejan los tiempos y los dineros en el ámbito del Estado, comienzan los trabajos y mientras los están realizando se hacen todas las gestiones políticas para conseguir lo solicitado. No fue, lamentablemente, éste el caso ya que el empresario se negó a comenzar los trabajos sin tener aprobada su demanda. En los últimos días se le concedió a la firma un reajuste del orden del 23%, pero la oferta no satisfizo las expectativas y las caos siguen empantanadas.

Con toda la premura que el caso permite, ya que hay que manejarse con mucho tino para que la situación no empeore, se realizan gestiones para que el problema sea solucionado de la mejor manera y lo más rápido que resulte posible.

No hay dudas que la gente de Ireneo Portela posee una larga paciencia y que, si bien la justicia estará de su parte, la suerte no lo ha estado tanto.

Ricardo Morales, delegado municipal.

Un comentario en “Ricardo Morales: “La concreción del camino es mi mayor aspiración”

Comentarios cerrados.