Para pensar juntos: Tú puedes si crees que puedes

Cultiva la confianza en ti mismo. Tú eres capaz de muchísimo más de lo que imaginas.

No eres omnipotente como Dios. Pero, con tu esfuerzo razonable lograrás cosas muy difíciles.

Afronta los problemas con serenidad y con sensatez, esperando, en toda ocasión, resultados a tu favor.

Si una estrategia no te produce efectos favorables, ensaya, pacientemente, otra táctica.

Lo que no logres hoy, quizá mañana lo alcanzarás.

Tú puedes si crees que puedes.

Tú puedes desarrollar cualquier esquema mental que desees, si lo quieres con fuerza y lo cultivas con asiduidad.