Como las abejas: el INTA se organiza para competir

En La Rural de Palermo se realiza el 42º Congreso Internacional de Apicultura Apimondia 2011, en la que se esperan más de 10.000 asistentes de diversos países, 1024 trabajos científicos y 1150 empresas nacionales y extranjeras. El INTA participa del evento que se realizará hasta este domingo.

“Me parece sumamente importante la presencia del Instituto Nacional de Tecnolgía Agropecuaria en esta exposición mundial y, sobre todo, el buen gusto que tiene el stand institucional. Esto no es más que el reflejo del liderazgo del INTA junto con el Ministerio de Agricultura de la Nación en este tema a nivel mundial”, remarcó Eliseo Monti, director Nacional del organismo.

Enrique Bedascarrasbure, coordinador del programa nacional apícola del INTA (Proapi) y presidente del comité científico local, expresó en el acto de apertura que “quienes hemos aprendido de las abejas a organizarnos para competir queremos, además, construir futuro, generando desarrollo y trabajando por la salud ambiental, convencido de que se trata de garantizar la equidad de largo plazo”.

Mediante estrategias diseñadas por el Proapi enfocadas en la diferenciación, la Argentina es número uno en exportación de calidad, se duplicó el valor por kilo en comparación con otras mieles: las argentinas cotizan U$S 3, aventajando a China –primer exportador mundial en volumen–.

En este marco Gilles Ratia, presidente de Apimondia, explicó que “los apicultores además de comercializar productos de alto valor nutricional y terapeútico cuidan a las abejas que polinizan el 35 % de nuestro alimentos”.

Ya sobre el congreso puntualizó: “El número de trabajos presentados (1.024), la cantidad de expositores y la variedad de temas para la apicultura que se tocarándurante las jornadas harán que sea de un éxito sin precedentes. Sin dudas existirá un antes y un después luego de este encuentro en Buenos Aires”.

Bedascarrasbure, por su parte, destacó: “Desde el comité científico local conformado por investigadores del INTA, las universidades nacionales y la sociedad argentina de apicultores, hemos puesto toda nuestra capacidad y esmero para lograr el congreso que la apicultura mundial merece”.

Luciano Di Tella –subsecretario de desarrollo de economías regionales– explicó que la Argentina además de ser el segundo productor de miel y el primer exportador de calidad, también produce mieles diferentes que satisfacen los paladares del mundo: “Esto es por las diferentes regiones que tiene la Argentina, con variedades de climas, suelo y flora”.

En cuanto a la importancia sobre la diferenciación, calidad y agregado de valor, Alejandra Palacios –quien trabaja en genética del INTA Balcarce y participa de la organización de Apimondia–, explicó que el trabajo institucional permitió “que el propóleo sea reconocido como producto en el código alimentario y mediante investigación se caracterizó a las mieles de diferentes zonas del país. No sólo apuntamos a generar más volumen sino también a producir con calidad”.

En este sentido, Javier Caporgno, coordinador del proyecto del INTA en Ceres –Santa Fe– añadió: “Mediante el Proapi se generan conocimientos técnicos, innovaciones tecnológicas y de organización en los territorios. Como ejemplo: en Santa Fe y Tucumán, bajo nuestro asesoramiento, pequeños y medianos productores formaron cooperativas y cluster que exportan por más de $25M”.

“EL INTA junto con universidades nacionales –explicó Caporgno– desarrollaron el único laboratorio móvil de inseminación instrumental de abejas reinas, a partir de zánganos seleccionados, para que estas resistan a enfermedades. Así trabajamos en mejoramiento genético”.