Volver a dar sentido: el arte como un asunto vital, aun en los peores momentos

María Torcello, en su columna de Cultura y Arte por Fm Baradero 96.9 habló a los oyentes sobre el arte como un asunto de sanidad mental. Lo hizo a través de un artículo de la Revista Ñ, “volver a dar sentido”, que habla de la situación que los japoneses están viviendo luego de haberles ocurrido la gran tragedia a  principios de este año y cómo hacen hoy para afrontarla y reconstruirse.

Revista Ñ:

Volver a dar sentido: el arte como un asunto vital, aun en los peores momentos

Sucederá hoy y mañana: en el Palais de París se han dispuesto cientos de bicicletas. Y miles de personas se subirán a ellas para ser parte de la colosal instalación “Dynamo Fukushima”, del artista Yann Toma, y pedalear durante un minuto produciendo con ese esfuerzo conjunto efectos luminosos bajo el techo de cristal que cubre la nave central del edificio.

La idea es poner en cuestión, de manera poética, el tema del desarrollo sostenible y dar “un minuto de energía” artística a las víctimas de Fukushima. La catástrofe que sufrió Japón en marzo (terremoto, tsunami, escape nuclear) ha desaparecido de tal forma de los medios, que es necesario recordar que Fukushima es el nombre de la central de la fuga atómica. Pero los japoneses siguen sufriéndola y algunos, muy intensamente. Perdieron familia, amigos, casa, trabajo, hasta el sentido de sus vidas.  Y muchos artistas-sobre todo, japoneses- están pensando que el arte puede ayudarlos a calmar  el dolor, en muy diferentes niveles. Japón no es un país pobre. La ayuda que más necesita no es económica, sino espiritual.

Algunos artistas han escrito en arrozales frases como “Pensemos en el futuro. Afrontemos la lluvia y el viento”. Otros han pintado carteles con nombres de los habitantes de los refugios donde todavía siguen viviendo muchas víctimas. Parece una tontería. No lo es. Como los refugios son casi iguales entre sí, sus habitantes tienen serios problemas para encontrarlos y a veces quedan perdidos, otra vez a la intemperie.

Hay cantidad de acciones como estas con las que el arte juega un papel vital en reconstruir las vidas de la gente. Pero lo más importante es que los artistas están activamente involucrados en pensar una era posnuclear para Japón. Despuésd e Hiroshima y Nagasaki, los japoneses se decidieron por el uso “bueno” de la energía nuclear. Ahora han sufrido otra catástrofe con la energía atómica “buena”. Y muchos artistas responden con obras como “Dynamo-Fukushima”. Una muestra de que, como creía Louise Bourgeois, el arte cura.

Audio Radial Fm Baradero 96.9

maria