Dioctophyme Renale: “Un parásito gigante”

Cada vez son más frecuentes los reportes sobre la aparición de ésta enfermedad en Buenos Aires. Es importante comprender el ciclo de la enfermedad  para aprender a evitarla.

Al Dioctophyme renale se lo conoce como al “gusano gigante del riñón” porque es el más grande de los gusanos (helmintos) que parasitan a los mamíferos.

Es más común en los perros, pero puede afectar a otros animales y a los seres humanos.

Suele establecerse en el riñón derecho, pero eventualmente puede tener otras ubicaciones.

Este parásito se distribuye en todo el mundo.

Ciclo

Los parásitos adultos habitan en el riñón (normalmente el riñón derecho). Las hembras producen huevos que pasan a la orina.

En los ambientes acuáticos estos huevos son ingeridos por un huésped intermediario (oligoquetos acuáticos) o por otros huéspedes que sirven de transporte (paraténicos: ranas, peces, etc).

Luego los huéspedes definitivos (perros, zorros comadrejas, etc)  pueden ingerir a los huéspedes paraténicos o a los oligoquetos y de allí las larvas del parásito migran desde el intestino al hígado y de allí a los riñones, donde maduran hasta llegar a adultos.

La transmisión a humanos se produce normalmente por ingestión de peces de agua dulce crudos o poco cocidos y de ranas.

Los parásitos pueden sobrevivir en el riñón por 5 años y el único tratamiento es la escisión (extirpación) quirúrgica del órgano.

Audio Radial Fm Baradero 96.9

silvia