No aturdirse: Advierten riesgos sobre el uso excesivo de auriculares

Se calcula que una de cada cinco personas que escuchan música por más de tres horas diarias a 95 decibeles sufrirá hipoacusia al cabo de veinte años, y más aún si utiliza auriculares que se colocan en el oído extremo.

Especialistas afirmaron que una conversación en condiciones normales alcanza entre los 40 y 60 decibeles. El ruido de una aspiradora asciende a 70, mientras que el sonido de un concierto ronda los 110 decibeles.

Acerca del tema, el ministro de Salud provincial, Alejandro Collia, expresó: “La principal recomendación es no aturdirse y evitar exponerse a altos decibeles por tiempos prolongados, porque si bien en los adolescentes el daño puede no percibirse, al mediano y largo plazo existe un riesgo elevado de hipoacusia por ruido”.

Los médicos advirtieron que entre los adolescentes, al uso diario de mp3 y celulares se suma la concurrencia a boliches, fiestas o recitales, donde los decibeles que alcanza la música más los ruidos callejeros en las grandes ciudades y aquellos que son producto del habla y los gritos superan ampliamente los límites recomendados por la OMS.

Ante el aumento de consultas por daños auditivos, los especialistas del Ministerio de Salud provincial advirtieron sobre el exceso de decibeles en los volúmenes superiores a los 60 decibeles, ya que en corto tiempo puede provocar problemas.