Atucha II: La presidente inauguró ayer en Lima la nueva central

Ayer por la tarde, minutos antes de las 18, la presidente de los argentinos, Dra. Cristina Fernández, procedió a la inauguración de la Central Nuclear Atucha II, una de las obras más demoradas de nuestra historia, teñida precisamente de obras postergadas e inconclusas.

En la década del 60, comenzó la construcción de la central de Atucha, por entonces, a tecnología nuclear era un misterio, se la relacionaba unívocamente con lo bélico y se sospechaba de cuestiones militares de por medio.

La puesta en marcha se demoró un tanto, para cumplir con la tradición, y fue el general Juan Domingo Perón quien inauguró la usina en el año 1974. Tuvieron que pasar 37 años para que, otro gobierno justicialista (¿casualidad?) inaugurara la Central Atucha II, de cuya construcción tomaron parte muchos trabajadores baraderenses.

La Central Nuclear Atucha recibió ataques de todo tipo, tanto la inaugurada en 1974 como la que ayer fue puesta en marcha. Países como los nuestros deben ser, de acuerdo al punto de vista de los poderosos, eternamente postergados para, retraso tecnológico mediante, continuar siendo explotados con la mayor facilidad posible. Contra esos aviesos designios se arremete mediante decisión política y respaldo popular, afortunadamente cuenta con ambas cosas la presidente Fernández.

Nos alegra, como argentinos, lo ocurrido ayer aquí cerca de Baradero. El paso dado implica una serie de cuestiones aleatorias que hacen al progreso de nuestro país y cuando decimos país decimos nuestra gente.

Hemos escuchado, sobre todo en los últimos meses, acusar al oficialismo de hablar mucho y hacer poco. En realidad, los que siempre hablan son los mismos que acusan y los que concretan, quienes son acusados.

G. M.