Sin solución: La zona rural plagada de cazadores furtivos

Una vez más, y ya son muchas, llegan a nuestra redacción las quejas de vecinos de nuestra zona rural ante lo que califican de presencia amenazante por parte de los cazadores furtivos. Sin exageración, nos aseguran, en oportunidades superan el centenar y, si se tiene en cuenta que proliferan, están provistos de armas largas y acompañados por las jaurías del caso, provocan temor a los propietarios de las chacras de la zona que temen ya no solo por su patrimonio sino también por sus vidas.

Contrariamente a la generalidad de los casos, las quejas no están dirigidas a los efectivos de la policía, que dicen que actúan correctamente, pero el trabajo a destajo al que están obligados debido a la escasez de medios, les impide desplegar una tarea eficiente. Un solo móvil y dos efectivos no resulta solamente poco sino hasta peligroso ya que ante la presencia de una veintena de cazadores qué pueden hacer dos policías.

No sabemos nosotros cuál es la solución, pero transmitimos la inquietud a las autoridades correspondientes para que se encuentre la manera de ponerle freno a esta situación.

Foto ilustrativa.

Un comentario en “Sin solución: La zona rural plagada de cazadores furtivos

  1. Según la Ley Nacional de Fauna Nº 22421, las autoridades policiales están habilitadas para secuestrar o decomisar las armas, trampas, tramperas con llamadores, e incluso hasta los vehículos utilizados para cazar. Se debería solicitar a las autoridades locales y provinciales el nombramiento de inspectores de fauna. Baradero es zona de veda de caza todo el año, así que no hay excusas.

Comentarios cerrados.