Ángel Pérez absuelto

En noviembre de año pasado, la señora Sandra Novella, vecina de nuestra localidad, se presentó ante la Policía Comunal de Baradero denunciando a otro vecino, Ángel Pérez en razón de que éste le habría obsequiado a René Rodríguez, conocido en nuestro medio como “El cubano”, “un ancla de hierro forjado antigua, la que sería de procedencia ilícita ya que habría sido sustraída de la zona denominada “Paraje Vuelta de Obligado”.

La denunciante agregó que “el referido Pérez se dedicaría a la compra venta de antigüedades y sería reconocido como un avezado saqueador de reliquias históricas y tendría en su haber otros bienes culturales sin contar con la pertinente documentación respaldatoria”.

A raíz de la denuncia, se encomendó a al Centro Nacional de Protección al Patrimonio Cultural de la Policía Federal Argentina – Departamento INTERPOL- la realización de amplias tareas de inteligencia. A raíz de esas pesquisas, se ordeno, con fecha 1º de abril del corriente año, orden de allanamiento contra el domicilio particular de Ángel Pérez de Juan B. Justo 743 y contra su casa quinta de calle Roca.

A renglón seguido, la resolución del juez comienza una enumeración de lo hallado en ambos sitios.

La indagatoria

A Ángel Alberto Pérez se le tomó declaración indagatoria  y dio su versión de los hechos explicando detalladamente como había obtenido cada uno de los elementos secuestrados a la vez que negó en forma categórica el hecho ilícito que se le reprochaba.

Se recibió declaración testimonial de Sandra Novella, René Rodríguez, Marcos Ezequiel Colella, José Luis Aguilar y María Leonor Batipeda y todos ellos coincidieron en señalar que no les constaba ni habían visto realizar actos de prospección, remoción o extracción con palas o detectores de metales de objetos amparados por la ley 25.743 en la zona del sitio histórico Vuelta de Obligado, como así tampoco que haya comprado o vendido productos provenientes del referido lugar. Sandra Novella ratificó los dichos de su denuncia inicial y sostuvo que sus dichos se basaban en palabras de René Rodríguez y de los rumores que siempre circularon en la población de la ciudad de Baradero.

A su turno cada uno de los indagados fue agregando cosas, pero ninguna de ellas incriminaba a Pérez y, en casos, terminaron favoreciéndolo como sucedió con Batipeda que reconoció en una foto cañones que Pérez donara y ella luego hizo lo propio con el Museo de Sitio de La Vuelta de Obligado.

Rodríguez, en su testimonio, recordó que en un acta prevencional “había dejado constancia que Pérez le había ofrecido a la venta huesos de cadáveres de indígenas, lo cual nunca ocurrió”.

El testimonio de José Luis Aguilar, Director de Cultura de la Municipalidad de San Pedro, dijo haber recibido de manos de Ángel Pérez la donación de diversos elementos pertenecientes al Combate de Obligado que habrían sido recolectados por el referido Pérez y acompañó un listado de esos objetos que en su momento fueron depositados en el Museo de sitio “Batalla de Obligado”.

Otros vecinos de nuestra ciudad testimoniaron ante la justicia avalando los dichos de Pérez en cuanto a la procedencia de cada objeto secuestrado y Daniel Mario Brion ratificó que todos los objetos secuestrados “estaban siendo preparados para ser entregados a la Dirección de Patrimonio Histórico de la Provincia de Buenos Aires agregando que siendo Ángel Pérez miembro de la Comisión Permanente de Homenaje a la Batalla, “había sido designado como curador de tales objetos históricos. Que no tenían ninguna intención de mover tales piezas, desde una propiedad del nombrado Pérez, sin haber culminado con los trámites administrativos de estilo. Que dicho sitio iba a ser habilitado al público una vez que los objetos fueran  retirados del lugar con  destino a la Dirección de Patrimonio Histórico de la Provincia de Buenos Aires, justamente para preservarlos de pérdidas, hurtos o lo que fuere.”

De ahí en adelante, todos los testimonios ratifican y favorecen lo sostenido por Ángel Pérez y culminan con una nota del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires mediante la cual, la Directora de Patrimonio Cultural de se organismo oficial, le informó al juez que estaba a la firma un convenio entre ese instituto y la Comisión Nacional Permanente de Homenaje a la Vuelta de Obligado respecto a la cesión de piezas de la batalla a ese organismo.

Fin al proceso iniciado

Parafraseando el escrito de la justicia, a esta altura de las actuaciones ya queda todo claro y así lo sostiene el juez que lo escribe de esta forma: “Ahora bien, a esta altura de las actuaciones corresponde emitir un juicio valorativo respecto de la situación procesal del encausado y, en tal sentido, adelanto desde ya que habré de declarar su sobreseimiento” y más adelante agrega: “las resultas de la pesquisa llevada a cabo con el fin de corroborar denuncias, conducen al suscripto a dictar una resolución que desvincule a Pérez de los delitos imputados y que consecuentemente ponga fin al proceso iniciado”.

Ya sobre el final la resolución expresa: “Cabe referir que el incuso no contaba con la pertinente autorización para poder realizar en la zona de Baradero búsqueda de objetos históricos con detectores de metales y con el pertinente permiso municipal para ingresar al predio Sitio Batalla de Obligado para realizar tareas de investigación en el lugar no obstante ellos es dable destacar que no se encuentra probado en la causa que el encartado haya realizado actos de excavación o prospección con la intención de vender o de cualquier otro modo poner en circulación en el comercio negro los objetos históricos secuestrados en autos.

En este sentido, además, se estableció, que Pérez fue designado por la Comisión Nacional Permanente de Homenaje a la Vuelta de Obligado como curador de tales piezas históricas, circunstancia esta que refuerza aún más la idea de que el incuso poseía los objetos con intención de restaurarlos, preservarlos y como así también, de esta forma garantizar el buen estado de conservación de los mismos.

Todo lo hasta aquí esgrimido sustenta el criterio de derrumbar el manto de sospecha que pesa sobre la persona de Ángel Pérez en relación a la imputación que se le dirige en torno al almacenamiento de su domicilio particular y en “la pulpería” de las piezas históricas detalladas en las actas de procedimiento… máxime si se tiene en cuenta que con posterioridad a secuestro de tales objetos no se colectaron en el expediente pruebas con la entidad suficiente para tener por acreditada la materialidad del referido injusto.”

El párrafo final es el siguiente:

Resuelvo:

Sobreseer a Ángel Alberto Pérez… con la aclaración  de que la formación del presente sumario no afectó el buen nombre y honor del que pudiera haber contado con anterioridad.

¿Y lo pasado?

Cabe recordar, para finalizar, que Pérez fue detenido un viernes y puesto en libertad al lunes siguiente luego de prestar declaración ante la justicia. Alguien se ocupó de que así sucedieran las cosas ya que no debía siquiera ser detenido ni un minuto por el delito del que se lo acusaba que, en cualquier caso, era excarcelable.

Fuente: El Diario de Baradero.

Ángel Pérez.