En total tranquilidad se vivió ayer el acto comicial

Baradero vivió ayer, al igual que todo el país, una jornada eleccionaria en la que se destacó la tranquilidad. En paz y en orden, sin que se registren desmanes de ningún tipo, la ciudadanía ejerció el derecho al voto por el que tantas generaciones de compatriotas lucharon a lo largo de muchos años.

El sencillo acto de votar, necesitó años, lucha y casos hubo en que sus impulsores terminaron sus días sin verlo ni ejercerlo.

Desde hora temprana, fue intenso el tránsito de personas y rodados por toda la ciudad acercando a los ciudadanos a los lugares de emisión de voto, en esta oportunidad, en razón de haberse celebrado pocas semanas atrás la Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias, (PASO), no eran muchas las incógnitas a develar. Se aguardaba el cierre y más que nada el recuento de los votos para saber qué había pasado con los votos del justicialismo que en la primarias habían ido a Elmer y Morales.

Quería saberse si el Dr. Gabriel Descalzo, que para muchos por su experiencia y conocimientos era el candidato ideal para oponerle a Carossi, obtendría más votos que el Dr. Maroli que había sido el segundo en cantidad de votos tras las PASO.

Todo quedó develado cuando el reloj marcaba las 20:30 ya que, como a esa hora y casi simultáneamente, los datos definitivos de las elecciones locales comenzaron a llegar a los centros de cómputos y varias de esas preguntas tuvieron respuesta.

Una vez más destacamos el comportamiento del electorado, de los fiscales y de todos quienes participaron del acto eleccionario. A la noche, tanto en el local partidario de Carossi como en el de Maroli y en el de Iparraguirre, había festejo, lógicamente que por distintos motivos, pero cada uno los encontraba leyendo los datos de los cómputos que, en alguna medida conformaron a las tres agrupaciones.

Fuente: El Diario de Baradero.