El triunfo del proyecto popular y democrático

El domingo se vivió a lo largo del país, una jornada histórica, con un triunfo electoral en muchos aspectos sin precedentes. Después vino la alegría y el festejo en el pueblo.

El gobierno de Cristina y el proyecto popular y democrático, alcanzaron la mayor cantidad de votos que haya sacado un candidato a presidente desde el advenimiento de la democracia en 1983, siendo además, la reelección de una mujer con casi 40 puntos de diferencia, una rareza aun mayor.

Sabíamos de la necesidad de garantizar electoralmente, el avance en la profundización del modelo.

Este proyecto se instalo en nuestro país allá por el 2003, en medio del caos, y ahora parece estar llegando a una instancia de madurez, no solo por los logros en términos de gestión de gobierno, sino porque además, se ha recreado el espacio de lo nacional y lo popular, produciendo sin lugar a dudas un profundo cambio en la cultura, la política y la vida social, que nos permite empezar a revertir la profunda herida que produjeron los años de dictadura y de neoliberalismo en la argentina.

Por eso, nunca mas que ahora la necesidad del festejo, porque la patria esta mejorando. Y en medio de los festejos, recordamos a los que ya no están con nosotros, a los desparecidos, a los torturados, a las víctimas de la dictadura. Y también a los que el modelo de exclusión dejo en el camino, y a los que cayeron en defensa de la democracia desde su trinchera, como Néstor.

El triunfo de Cristina es también un triunfo de la verdad y la justicia, porque este país ha cambiado, es otro, y debemos seguir profundizando esos cambios.

Porque la presidente llama a la unidad nacional, dejando atrás los protagonismos mezquinos, y también llama a la construcción de un país más igualitario, más justo, más inclusivo. Un país distinto.

Sabemos que los tiempos que vienen en el mundo son difíciles, y por eso habrá que estar atento, fortaleciendo la organización, movilizándose cuando sea necesario. Porque no podemos dejar de lado lo que obtuvimos, y además tenemos que ir por mas, abriendo los brazos a la inclusión política.

Tenemos que fortalecer el compromiso con la patria, con este pueblo, con la nación, y con nuestra historia para acompañar este proyecto y a esta presidente.

AGRUPACIÓN RAMÓN CARRÍLLO – PARTIDO DE LA VICTORIA – BARADERO