La historia que nos condiciona

¿Qué cosas nos condicionan cuando pensamos en algo? ¿El pasado, el presente? ¿En qué se basan o cómo se forman nuestros prejuicios? ¿Podemos romper con ellos?

Durante años dijimos que Baradero “primus inter pares” (primero entre iguales) fue la “ciudad” más antigua de la provincia de Buenos Aires. No era cierto, hace poco comenzamos a utilizar la palabra correcta: “poblado”.

Sabemos que somos el poblado más antiguo de la provincia de Buenos Aires, porque fue fundada allá por julio de 1615 por “voz y orden” de don Hernando Arias. En 1784 fue creado el partido que lleva nuestro nombre y recién en 1939 Baradero fue declarada ciudad de acuerdo a las condiciones legales de la Provincia. Recién por aquella década llegamos a la cantidad de población necesaria. Fuimos pueblo por centurias, precisamente 324 años.

Ideas que condicionan

Otra de las cuestiones que nos ha costado vencer es la manera de ver la ciudad. Hablamos de “el barrio de la Estación” como si fuese la parte de atrás de la ciudad.

Es posible que esa idea provenga del crecimiento desde el río que tuvo el poblado, pero a pesar de todos los años, muchos seguimos diciendo, “atrás de las vías”, cuando esa zona es la parte de delante, la que recibe a todos los que entran, ya que casi nadie llega a la ciudad en barco.

Hoy la Estación está tomando identidad propia y los vecinos saben que es así y se sienten orgullosos.

Un cuadrilátero condicionador

Otra cosa que nos condiciona es pensar en el centro. Pareciera que hay una zona específica que remarcar, y el resto es eso, un agregado.

Ya vimos el desarrollo de algunas plazas que pensaron los munícipes del siglo XIX, marcaban un lugar claro, un cuadrilátero que se repite en otros ordenamientos. En el tránsito por ejemplo.

Siguiendo a Alberto Micucci Tarsetti, podemos asegurar que en 1899, el intendente don Arturo Figueroa Salas, preocupado por esos temas y viendo el alto costo de mantenimiento de las calles, prohíbe la “circulación de toda clase de rodados con más de cuatro caballos”. La prohibición alcanzaba al perímetro formado por las calles René Simón, Gallo, Gorriti y Acevedo.

Años después, en 1936, se aprueba una ordenanza que reglamenta el tránsito “dentro del cuadrilátero de la zona que forman las calles boulevard Uriarte (hoy René Simón), Gorriti, Passo y Emilio Genoud”. En 1961 se reglamenta la circulación de una sola mano para las arterias comprendidas, ¡oh casualidad!, entre las calles mencionadas.

Punto final

En 2009 se toma en cuenta algo de todo este condicionamiento y ante el evidente desarrollo de la ciudad, se pone un punto final y se declara “casco histórico de la ciudad de Baradero al espacio comprendido […] por la actual Plaza Mitre y las manzanas colindantes comprendidas entre las calles Gallo, Mariano Moreno, René Simón y Alte. Brown.

Al parecer, las autoridades ya comprendieron que hay mucho más Baradero; ahora seremos nosotros capaces de ver a la ciudad más allá de los condicionamientos que nos proponen años de historia.

Plaza Mitre y la zona vista desde google earth.

Un comentario en “La historia que nos condiciona

  1. Cuartel II Barrio Estacion.Que orgullo era escribir esa direccion postal en un sobre. Se acuerdan. Y el Telesistema no pasaba las viassss, que injusticia. que lindo es leer a alguien que diga que los de Atraz d ela estacion son los que Recibennnnn. Graciasssssss
    Somos Todos Igualesssssssss

Comentarios cerrados.