Le sacarán a la policía la investigación de delitos

La nueva estructura estará integrada por instructores e investigadores civiles y dependerá de la Procuración.

El gobierno bonaerense le quitará a la policía la investigación de delitos complejos y reemplazará a los uniformados en esa tarea con un cuerpo especial de instructores e investigadores civiles que dependerán del Ministerio Público. Concretamente, la administración Scioli resolvió impulsar un proyecto para crear la Policía Judicial, un instituto establecido en la Constitución bonaerense de 1994 y que nunca fue puesto en marcha en la Provincia.

Con esta medida anunciada ayer por el propio Gobernador el gobierno provincial concretará un giro de fondo en su política de seguridad, ya que apartará a la policía de la investigación de las causas, un viejo reclamo auspiciado por organismos de Derechos Humanos y diversas fuerzas de la oposición.

Diversos actores de la Justicia sostienen que la ausencia de la Policía Judicial ha determinado una “delegación absoluta” de la actividad investigativa en la policía, con lo que la función del Ministerio Público quedó limitada en sus posibilidades de dirigir la investigación de los delitos.

Por caso, la Red de Jueces Penales de la Provincia advirtió hace algunos meses que “la investigación criminal es hoy una función de la policía administrativa con todas las consecuencias negativas que esa circunstancia acarrea en la objetividad y profesionalización de las investigaciones penales”. Y acotó: “La otra consecuencia no deseada de este sistema distorsionado ha sido la acumulación por parte de la policía de funciones propias del Poder Judicial, las que se superponen con su actividad originaria de prevención del delito”.

EL ANUNCIO

Scioli anunció ayer que enviará a la Legislatura el proyecto de ley que propone la creación de la Policía Judicial para investigar homicidios y delitos cometidos por funcionarios policiales, entre otros.

Al respecto, el ministro Ricardo Casal explicó que la fuerza estará integrada por “instructores que ya están designados y trabajando en el Poder Judicial y el Ministerio Público; investigadores de campo e investigadores científicos forenses”. El nuevo cuerpo “atenderá homicidios, crimen organizado, investigaciones complejas y todo tipo de delitos cometidos por funcionarios policiales”, precisó el ministro.

Resaltó que para elaborar este proyecto el Gobernador tomó en cuenta los proyectos presentados por diputados, senadores y el de la Comisión por la Memoria. Ayer, en principio, no se dieron detalles en relación a cuándo comenzaría a funcionar la nueva estructura.

En tanto, el jefe de Gabinete, Alberto Pérez, adelantó que éste será “el primer proyecto que va a ingresar en el próximo período legislativo tras la asunción de las nuevas autoridades”. Dijo que convocarán al presidente de la Comisión por la Memoria, Adolfo Pérez Esquivel, organismos de derechos humanos y legisladores que han presentado proyectos en la materia para enriquecer la iniciativa.

En tanto, el secretario ejecutivo de la Comisión, Alejandro Mosquera, destacó que “es la reforma institucional más trascendente de los últimos años”, y precisó que “es un avance muy importante para lograr una reforma democrática pendiente hace décadas”.

“Es necesaria la Policía Judicial como un cuerpo de investigación civil, con calidad profesional, destinada a mejorar la capacidad de investigación judicial” agregó, y dijo que “pretende también superar la delegación de la instrucción en causas penales, que los fiscales hacen en la policía bonaerense”.