Fútbol Alianza: No fue clásico, fue un chasco

Al final tanta expectativa que despertó el clásico y todo fue para nada, porque un inadaptado realizó un acto criminal al atentar con la vida de un futbolista al tirarle con una bomba de estruendo y no un tres tiros como dicen algunos, por lo cual según marca el reglamento el partido debe ser inmediatamente suspendido, tal como ocurrió con Velez y Banfield en la agresión a Lucchetti.

Lamentablemente un loquito de la guerra dejó sin nada a muchos (cerca de 600 personas), en la noche del domingo en el Estadio Carlos Asali, cuando ni bien empezada la disputa del clásico entre Atlético y Sportivo, por la revancha de las semifinales del Torneo Clausura “Diego Bardón” en el marco de la alianza deportiva San Pedro-Baradero, que organiza la Liga Deportiva Sampedrina y este inconciente, luego de haber lanzado al aire un sinfín de fuegos de artificios cuando ingresó el equipo albinegro a la cancha que presentaba un aspecto impecable, ya con el juego en marcha y cerca de los cinco minutos, disparó una bomba de estruendo hacia donde estaba Ariel Giles jugador de Sportivo, quien luego de la explosión que se concretó a escasos metros de su cabeza, cayó al piso aturdido por el impacto. Inmediatamente se acercaron futbolistas de su club y otros del rival, como también el árbitro Vega, quien llamó a los auxiliares de La Franja a que atiendan al lesionado. Es allí cuando se corrobora el estado de inconciencia que presentaba “El Pity” y se pide la camilla, con la que es retirado del campo de juego e incluso se pide una ambulancia, la que llegó a los pocos minutos y trasladó a Giles al hospital, donde luego de reaccionar (Afortunadamente) quedó en observación hasta la mañana del lunes.

A todo este movimiento hay que agregar la falta de decisión del juez, quien rápidamente ateniéndose a lo reglamentado para estas circunstancias debió dar por suspendido el encuentro, pero como se demoró bastante en hacerlo y lo hizo estando ya en los vestuarios, se generó un estado de incertidumbre y sobre todo en los integrantes del conjunto local, que aguardaban la reanudación del juego sin saber que ya había sido comunicada la resolución de dejarlo sin efecto a los directivos de la visita, que con su equipo se retiraron a acompañar hacia el nosocomio al futbolista siniestrado.

Esto sin duda trajo más malestar a toda la gente de Atlético que de esa manera incomprensible vio como se le escapó de la mano y sin haber podido intentarlo, la posibilidad de dar vuelta el resultado y así clasificar a la final del certamen, además de confirmar a este club como el representante de la Liga de Fútbol de Baradero en el próximo Torneo del Interior 2012.

En consecuencia si se aplica la reglamentación de AFA vigente y según nuestra memoria en cuanto a los antecedentes de fallos tribunalicios de San Pedro en este tipo de disturbios, el resultado no le sería nada favorable al club local, ya que quedó comprobado que el artefacto fue lanzado desde la tribuna donde estaban los simpatizantes albinegros, de los cuales algunos sabrán quien es el energúmeno que les hará pagar la culpa de lo ocurrido, con el cumplimiento de la sanción a la que está propensa a recibir, como perdida de puntos, suspensión de la cancha y posiblemente alguna multa, lo que recaerá en la entidad infractora y repercutiendo en la mayoría de simpatizantes pacíficos que le siguen.

Esto es lo que al parecer puede ser que ocurra luego del fallo que otorgue el Honorable Tribunal de Penas de la Liga Deportiva Sampedrina, aunque nos gustaría poder ver el partido que no se jugó y que fuera con o sin público en estos días, pero aparentemente lamentamos mucho que eso sea solo producto de nuestra imaginación, talvez por la ansiedad insatisfecha al quedarnos con las ganas de ve este clásico y encontrarnos con un verdadero chasco.

Aunque todavía no está todo dicho y quien dice que en la reunión de los lunes a la noche en la Liga Deportiva Sampedrina, otro sea el camino a seguir con esta semifinal, por lo que habrá que aguardar todavía un poco para conocer el destino de la misma.

La síntesis de lo que no fue

Atlético () – Sportivo ()

Los Negros con: S. Brisueño, E. González, C. Núñez, F. Zárate, N. De Vicenzo, E. Sposito, S. Ortigosa, M. Maisano, F. Molina, P, Ghio y J. Silva – Sup.: L. Vacirca, R. Munitich, L. Romero, G. Buzzatto, J. Malacalza – DT: G. Chena – AC: M. Zaldua – PF: G. Aguirre – Kin: A. Martínez y W. Velo

La Franja con: E. González, F. Beyer, R. Regueiro, G. Ríos, E. Centurión, C. De Los Santos, L. Giles, N. D’Amico, A. Giles, G. Chapuis y L. Romero – Sup.: F. Fiorito. J. Robledo, J. Scabarda, E. Sambuñaque y J. Schinea – DT: R. Cuis (S. Rapalín-suspendido) – AC: P. Montiel – Kin.: J. Yáquez

Arbitro: Marcelo Vega – Asistentes: José Celis y Eduardo Sosa

Fotos del incidente: Ale Ciurca