Pocos cambios en el nuevo equipo de la Presidenta

Cristina designó a Abal Medina en la jefatura de Gabinete, en lugar de Aníbal Fernández. Lorenzino reemplaza a Boudou en Economía. Yauhar va a Agricultura y otros trece ministros siguen en sus cargos.

Juan Manuel Abal Medina, 43 años. Hernán Lorenzino, 39 años. Las dos designaciones más aguardadas del gabinete que asume el sábado confirmaron una tendencia creciente del último año: Cristina Kirchner los prefiere jóvenes.

No hubo acto formal de la Presidenta. Tampoco mayores sorpresas. Ambos nombres figuraban en las ternas de candidatos que más se mencionaban para cada uno de esos ministerios, donde Cristina debía reemplazar a Aníbal Fernández, que juró la semana pasada como senador, y a Amado Boudou, que asumirá el sábado como vicepresidente. También era una sensación creciente en los pasillos de la Casa Rosada que Cristina sólo implementaría ahora los cambios obligadosy dejaría para más adelante, quizás el año próximo, algún otro retoque en el Gabinete.

Como ocurrió con sus últimos anuncios, los elegidos por la Presidenta se enteraron escasos minutos antes de que los nombramientos tomaran estado público. A las 14.50, mientras la atención política estaba puesta en la jura y elección de autoridades de la Cámara de Diputados, el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, ingresó a la sala de conferencias de la Casa Rosada y ante los periodistas acreditados informó la nómina de los ministros que prestarán juramento el próximo sábado.

En la lista sólo apareció un tercer reemplazo, también obligado. Tal como había anunciado ayer Clarín, el subsecretario de pesca, Norberto Yauhar, asumirá como ministro de Agricultura, en reemplazo de Julián Domínguez, que se fue a presidir la Cámara baja.

Los demás ministros fueron confirmados: Florencio Randazzo en Interior; Héctor Timerman en Relaciones Exteriores; Julio De Vido en Planificación; Carlos Tomada en Trabajo; Arturo Puricelli en Defensa; Alicia Kirchner en Desarrollo Social; Julio Alak en Justicia; Nilda Garré en Seguridad; Alberto Sileoni en Educación; Débora Giorgi en Industria; Lino Barañao en Ciencia y Tecnología; Juan Manzur en Salud y Enrique Meyer en Turismo.

También fueron ratificados los secretarios de Estado: Oscar Parrilli como secretario general de la Presidencia; Carlos Zannini en Legal y Técnica; Héctor Icazuriaga en Inteligencia; Jorge Coscia en Cultura.

Mercedes Marcó del Pont seguirá al frente del Banco Central y Juan Carlos Fábrega en el Nación. Diego Bossio en la ANSeS y Ricardo Echegaray en la AFIP.

Faltó confirmar quién reemplazará a Abal Medina como secretario de Comunicación Pública y a Lorenzino en Finanzas. Aunque ayer todo hacía suponer que sus lugares serían ocupados por sus respectivos segundos, el propio Scoccimarro y Adrián Cosentino.

Una vez más, la Presidenta estiró el misterio sobre nombramientos clave hasta el límite. El Gabinete que la acompañará al comienzo de su segundo mandato se conoció en el anteúltimo día hábil antes de la jura.

Al final, Cristina respetó la tradición kirchnerista de reducir al mínimo indispensable los cambios de colaboradores.

De Vido, al que algunos meses atrás se mencionaba buscando una puerta de salida y en las últimas semanas adquirió un protagonismo público que hacía imaginarlo a algunos como jefe de Gabinete, seguirá en la mismas silla a la que llegó en mayo de 2003 cuando asumió Néstor Kirchner, al igual que Tomada. Otros con largo rodaje desde los albores del kirchnerismo que continuarán en su puesto son lospingüinos Parrilli, Zannini e Icazuriaga.

Abal Medina fue el hombre que acompañó a sol y sombra a Kirchner durante su último año de vida y condujo desde entonces el cada vez mayor dispositivo de comunicación del Gobierno. Lorenzino es el encargado de negociar el acuerdo con el Club de París, una búsqueda que la Presidenta pretende alcanzar en los albores de su segundo mandato. Yauhar hizo mérito como escudero K en la Chubut de Mario Das Neves.

Todos jurarán el sábado, tras la reasunción de Cristina.

Fuente: clarin.com