Una vergüenza: Explotaban a 65 trabajadores en un campo de Baradero

La firma Baradero Frutales S. A., se dedica, en terrenos que poseen nuestro Partido de Baradero, a la explotación de sus cultivos de arándanos, fruto que posee múltiples propiedades benéficas para la salud de quien lo consume. En un procedimiento llevado a cabo ayer, encabezado por el delegado local del Ministerio de Trabajo, Dr. Fabián Liaudat y por sindicalistas de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (U.A.T.R.E.). Según parece, la explotación no era solamente de los frutales sino también de los trabajadores empleados para la recolección de los preciados frutos.

Durante el operativo de inspección realizado en la mañana de ayer, se detectó la presencia de 65 trabajadores viviendo en condiciones deplorables, en pésimas condiciones de higiene y sin los sueldos al día.

El Dr. Fabián Llaudat, delegado del Ministerio de Trabajo, confirmó la situación y dijo que “es indignante ver las condiciones en las que viven”.

Hacía varios días que el ministerio venía realizando un seguimiento sobre el campo que pertenece a Julio Otero y ayer irrumpieron en el lugar donde encontraron “un contingente de unas 46 personas, provenientes del norte del país, Salta y Jujuy, aunque todos de ciudadanos bolivianos”.

Además de la falta de pago de jornales se detectó que los trabajadores  ”viven en casillas de chapa hacinados” y agregó que en un lugar donde pueden dormir 6 personas lo hacen 14.

También hay que sumarle que allí trabajaban jóvenes de 16 años que “pueden trabajar pero con jornada mínima” señaló Liaudat y añadió que estos menores trabajaban a la par de los mayores “de lunes a lunes”.

Finalizando el delegado describió que en esta época suelen darse mayores casos, pero que “cuesta detectarlos” ya que “en San Pedro y Baradero hay una zona rural muy amplia”.

No eran 46 sino 65

A final del operativo, ya con las primeras sombras de la noche, una comprobación realizada pr el ministerio de trabajo permitió conocer  que los trabajadores son 65 en total y que 15 de ellos son de Baradero. Loas salarios cañidos son de entre 3 y 4 meses y hasta al mismo encargado se le adeudan dos meses de salario.

Hasta la noche los empresarios no habían llegado al lugar, pero el ministerio tomó la decisión de no permitir la salida de los frutos hasta que la situación no sea regularizada.

Siempre con los bolivianos

Como si o fuera suficiente la explotación que el pueblo altoperuano ha sufrido a lo largo de su dolorosa historia, nos encontramos hoy, entrados ya 11 años en el siglo XXI, que persisten quienes consideran a las personas peor que a animales, sin que por ello se justifique maltratar a estos últimos.

¿Se llamarán empresarios estos señores explotadores de pobres? ¿Cómo harán para conciliar el sueño cada noche sabiendo que son los causantes de tanto dolor? ¿Se sientan tranquilos a la mesa? ¿Recordarán al hacerlo que sus peones viven en la suciedad y el hacinamiento? ¿Cómo funcionará la cabeza del Sr. Otero?

Van en busca de bolivianos para explotarlos a su antojo. Vaya uno a saber qué cuento les hacen, con qué ilegalidad los amenazan para tenerlos encerrados como a bestias.

Desde este espacio deseamos llegar a las autoridades para que este tipo de delitos sea castigado con la mayor rigurosidad posible e isntamos, si es que ya no lo ha hecho, a que Fabián Ferreyra intervenga denunciando esta vileza a los cuatro vientos para que se sepa en todas partes cómo se maltrata a seres humanos privándolos de los más elementales derechos.

Toma gráfica oficial del Ministerio de Trabajo.
Fuente: El Diario de Baradero.

6 comentarios en “Una vergüenza: Explotaban a 65 trabajadores en un campo de Baradero

  1. Los capitalistas priorizan su economía y dejan de lado lo humano, siendo así deshumanizadores, frívolos.
    Comen, engordan, tienen sexo, realizan una vida natural como la de un animal. Siendo así, los opresores no transforman la materia, ni generan cultura. Los que adquieren cultura son los oprimidos, que estos sí transforman la naturaleza.
    Los opresores acusan a los oprimidos de ser unos viciosos, desobligados, irresponsables y culpables de su propia situación, por el contrario se debe a que se encuentran oprimidos y ello los lleva a tal situación. Esta circunstancia genera en ellos una dependencia emocional que parece obligatoria, por ello, es necesario que los individuos se reconozcan a sí mismos para que emprendan la lucha hacia su liberación irremediable.
    Gran parte de la clase media es culpable de tales situaciones, culpable de repetir lo que dicen los de arriba, y les dan asco los de abajo.
    Como diría el gran Karl Marx, una falsa conciencia: La clase media piensa como burgués, y no dan cuenta que viven como proletarios.

  2. Necesitamos de una vez por toda la nueva ley del trabajador rural que propicia Cristina y que han frenado la UCR, el peronismo federal y la Coalicion Civica.
    Si esta ley hubiera estado vigente las sanciones para estos señores hubieran sido mucho mas severas.

Comentarios cerrados.