Marca personal en rutas a la Costa: duplican los controles

Habrá 1.400 gendarmes, casi el doble que la temporada anterior. También pondrán 11 puestos más de control y 24 nuevos radares móviles. Las multas ya llegan a $ 7.200, 25% más que hace un año.

Este verano no habrá lugar para conductores improvisados en las rutas hacia la Costa. Las autoridades nacionales y provinciales preparan para dentro de una semana una batería de medidas para duplicar controles viales en una temporada que, presumen, tendrá un récord de visitantes.

Una falta grave en la conducción puede complicar las previsiones financieras de las vacaciones: las multas más caras están fijadas en 7.250 pesos, casi un 25% más que hace un año. El costo de las infracciones están atadas al precio de las naftas.

La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) anunció que dispondrán 24 nuevos radares móviles en las rutas y que instalarán otros 11 puestos fijos con gendarmes (este año hubo 13). Además, desplegarán 1.400 agentes de esa fuerza para los operativos viales, cerca del doble que la temporada anterior, cuando hubo 800. A partir de la segunda quincena de diciembre, habrá además 30 puestos de “emergencia” con personal de Bomberos para asistir accidentes.

Sobre el final de este mes, la Provincia sumará 2.500 policías en los 16 distritos que tienen ciudades turísticas y mantendrá los 55 radares fijos y los 30 manuales para reforzar el seguimiento vehicular en el principal corredor de acceso a las playas bonaerenses: autovía 2; ruta 11; 63; 36 y 74.

Los radares de la ANSV no son detectables por los dispositivos de seguimiento satelital (GPS) que utilizan los conductores. Se instalarán en zonas conflictivas de la ruta 3 (en jurisdicción de Las Flores, cerca de Monte Hermoso y en Bahía Blanca) y se coordinarán con los que operan los policías en la ruta 2.

Según informó el director de la Agencia, Felipe Rodríguez Laguens, el organismo buscará controlar el doble de vehículos que revisaron en la temporada pasada. “Queremos completar 10 mil operativos y verificar 600 mil automovilistas”, dijo el funcionario. En la temporada pasada hicieron 5.800 procedimientos y revisaron poco más de 250 mil coches.

El gobierno provincial hará una “prueba piloto” en el último fin de semana largo del año que empieza hoy . Desde anoche, se desplazaron 560 agentes de la Policía de Seguridad Vial, un centenar de motos, 97 móviles y habilitaron los 25 destacamentos fijos instalados al costado de las carreteras. “El objetivo de esta política es concientizar a los conductores. Y en los últimos tres años hemos logrado reducir el número de infractores por exceso de velocidad en un 75%”, dijo aClarín el jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez.

De ahí la decisión de ajustar aún más los controles en los caminos a las playas y sierras de la Provincia, como elemento disuasorio. Los conductores deberán verificar en detalle las condiciones del vehículo y la documentación para no tener problemas en el viaje (ver infografía).

En lo que va del año, la dirección de Seguridad Vial bonaerense confeccionó 54.560 actas “manuales” y más de 280 mil “electrónicas” detectadas por los radares que miden el exceso de velocidad. Casi la mitad de las actas labradas por inspectores en los puestos camineros corresponde a falta de VTV (ver cuadro en página 3). Los jueces de faltas pueden condenar al pago de entre 1.815 y 6.050 pesos por esta infracción. La ley fija entre 300 y 1.000 unidades funcionales (UF) equivalentes a un litro de nafta premium de YPF (6,050 pesos) por esa irregularidad. La misma sanción tienen faltas como conducir sin carnet (o tenerlo vencido); el exceso en velocidad o circular sin las luces de posición encendidas. Para los motociclistas, viajar sin casco puede representar una sanción de entre 300 y 605 pesos.

La sanción más severa es por conducir con más de 0,5 gramos de alcohol en sangre: el conductor debe pagar entre 3.025 y 7.250 pesos. Además le retienen la licencia y puede quedar demorado en el viaje. En este caso y de acuerdo con lo previsto en la Ley nacional 24.449 (a la que adhirió Buenos Aires mediante la ley 13.927), el inspector está facultado para permitir que un acompañante en condiciones siga al volante.

En todos los casos, la Provincia prevé la posibilidad de un “pago voluntario” con un descuento del 50%. Hace un mes, la Jefatura de Gabinete habilitó en su página web (www.gob.gba.gov.ar) un link para que la gente pueda revisar si existen infracciones impagas.

Los operativos del próximo verano harán foco en el control de las cinco irregularidades que mayor siniestralidad provocan: exceso de velocidad (considerando las multas por radar y no sólo las manuales), alcoholemia, falta de cinturón de seguridad, ausencia de caso en motociclistas y uso de elementos distractivos para el conductor (como celulares).

Fuente: clarin.com