Lo dispuso Mario Oporto: Escuelas secundarias deberán tener centro de estudiantes

Con la idea de darle mayor institucionalidad y fomentar la responsabilidad y participación de los alumnos, se resolvió que desde el año que viene todas las escuelas secundarias de la Provincia, deberán contar con un centro de estudiantes. La medida forma parte del nuevo Reglamento General de Insitutuciones Educativas.

De acuerdo a lo resuelto por el saliente Director General de Cultura y Educación, Mario Oporto, desde el 2012, las autoridades educativas no se podrán negar a que los alumnos conformen centros y que en septiembre sea la elección tanto en escuelas públicas como privadas. De esta manera, desde la cartera de Educación prevén que la gran mayoría de las 3500 escuelas secundarias cuenten con organización propia.

A fines de 2007, el número de centros de estudiantes u otras modalidades, como cuerpos de delegados o asambleas, registrados en el territorio era de 57. Casi tres años después, el número ascendió a más de 1500, aunque la mayoría de la representación es en instituciones públicas. Por ejemplo en La Plata, hasta el momento en sólo tres escuelas privadas se permitió la organización estudiantil.

“Queremos que haya elección en todos los centros. Es una obligatoriedad que forma parte de un proyecto educativo. Obligo a que haya elecciones para que vos tengas la libertad de participar”, señaló Oporto.

Tras reconocer que en las instituciones privadas es más difícil, Oporto dijo que la idea es fomentarlos. “Hay que seguir trabajando para que los centros ocurran con naturalidad, que formen parte de un proyecto pedagógico. Una escuela que enseña democracia debe practicarla todos los días en su institución, sabiendo que tiene aspectos democráticos de participación y aspectos jerárquicos de roles que cumplen las autoridades, docentes y alumnos”, señaló el funcionario de Scioli, quien juró como diputado nacional.

La resolución que acompaña al Reglamento institucionaliza la elección de los centros en septiembre. “Es el mes por excelencia. No solo por el Día del Estudiante y la Primavera, sino que es donde recordamos la gesta que terminó en la Noche de los Lápices (16 de septiembre). Es el mejor símbolo de la participación, de la voluntad militante de los estudiantes secundarios”, destacó Oporto.

El nuevo reglamento que reemplaza al de 1958, tiene 304 artículos y cuenta con un nuevo esquema en seguridad, convivencia disciplinaria, mayor participación estudiantil y la forma en que se recuperarán los días de clases perdidos. Aunque sin intención de quitarle autoridad a los directores de las escuelas, el reglamento incorpora la figura de “equipos de conducción” en lugar del esquema “verticalista” actual, a la vez que busca democratizar las decisiones y le otorga mayor poder a los auxiliares, padres, ex alumnos y cooperadoras.