Una costumbre que se repite año a año

Como ya es una costumbre, el 31 de Diciembre al mediodia, Horacio Perincioli despidio el año en su negocio junto a sus clientes y amigos, realizando un almuerzo y brindis de despedida, donde chorizos y vacio fueron las delicias que acompañaron la mesa.

La organización estuvo a cargo de sus tres nietos, Nicolás, Noelia y Antonela. En el momento del brindis final, los dueños de casa, obsequiaron a cada uno de los presentes unas hermosas remeras con el logo del tradicional comercio.

Esperemos que  continúe…

Una vista de los partícipes del almuerzo.
Horacio junto a sus amigos.

Horacio junto a sus tres nietos y su bisnieta Josefina.

4 comentarios en “Una costumbre que se repite año a año

  1. Felicito a a esta hermosa familia, que continua conlas mismas ganas y tradiciones.
    un fuerte abrazo a todos ¡¡¡¡¡¡¡

  2. Horacio!!!Muy feliz año!!! Sos un grande!!!!! y esperame el 1º de agosto que te llevo la caña!!!!! Un beso a toda la familia

Comentarios cerrados.