Natación: Falleció El Yacaré Agenor Almada

Agenor Almada, uno de los más grandes deportistas de la natación de San Pedro, la región y del país murió a los 79 años.

Este nadador que quien escribe y recopila esta nota tuvo la fortuna de conocer desde la década del ’80, pues siempre concilió un trato muy cordial en cada oportunidad que conversaron, ya que el extraordinario nadador que superó con su fama los límites de su terruño natal, contribuyó con sus conocimientos a que se realizaran varias competencias de aguas abiertas en la ciudad de Baradero, en donde participaron muchos reconocidos nadadores de la región, además hizo varias demostraciones de sus cualidades junto a Elvio Mario Podestá, en la pileta del Recreo del Sindicato de Luz y Fuerza y en aguas del Río Baradero, además de dar alguna charla pública comentando sus hazañas, entre otras cosas.

Aunque en el caso particular de quien narra estos hechos su conocimiento del nadador Agenor Almada, va mucho más atrás en el tiempo cuando siendo adolescente lo veía  entrenar durante los días fríos de invierno, en la pileta del Club Regatas, que tenía agua templada proveniente del líquido elemento que enfriaba los motores de los generadores de energía, que funcionaban en la Usina Eléctrica de Baradero y que llegaba al natatorio por medio de un entubamiento especial. Cuando el notable deportista sampedrino entrenaba como preparación a sus intentos de unir nadando los puertos de Rosario con Bs. As., de los cuales algunos hemos presenciado al pasar por nuestro puerto, originando un gran interés en nosotros y mucha gente más por este tipo de proezas, que seguíamos de principio a fin.

Agenor Almada

El ex gran nadador Agenor Almada, uno de los mejores deportistas sampedrinos y del país de todos los tiempos, dejó de existir el sábado 7 de enero a los 79 años de edad.

Este excepcional deportista conocido como “El yacaré del Paraná”, en otos tiempos tuvo un reconocimiento mayúsculo y fue muy admirado en todo La Argentina debido a algunas de sus grandes hazañas deportivas, que incluyeron algún record a nivel mundial.

Entre sus logros más importantes, se encuentran el Cruce del Río de la Plata en tiempo record, unir el trayecto Rosario-Buenos en 4 ocasiones y permanecer en el agua atado de pies y manos durante 61 horas.

Carlos Agenor Almada nació en una familia humilde, en el barrio “Las Canaletas” el 17 de septiembre de 1932, hijo de Don Máximo Pedro Almada, cuyo trabajo era como práctico y gran conocedor del río Paraná, y su madre, Doña Sara Francisca Maggine.

El ahora recordado nadador se inició en la natación como velocista a la edad de 9 años, mostrando ya grandes cualidades para esta disciplina, luego a los once años ya competía en carreras de fondo de 5 kilómetros. El 23 de marzo de 1946, a los 13 años, compitió en el Campeonato Provincial de Natación, efectuado en la Ciudad de La Plata, resultando finalista después de superar a los corredores zonales mayores que el.

Siguiendo con su ascendente carrera como nadador extraordinario, unió Ramallo con San Pedro a los 16 años y Rosario con San Pedro a los 18 años, en 29 horas.

Compitió destacándose como velocista hasta los 20 años, momento en que debió alejarse de la natación por razones laborales, para reaparecer exitosamente una década después.

Con absoluta confianza en sí mismo, logra el Cruce del Río de la Plata en tiempo record (19 hs. 10 min.) el 2 de Marzo de 1964, a los 31 años de edad. La prueba fue oficialmente reconocida y fiscalizada por la Federación Argentina de Natación de Aguas Abiertas.

Tiempo después intenta unir el dificultoso trayecto Rosario a Buenos Aires, siendo el único nadador en hacerlo en siete oportunidades y en una de ellas lograrlo en tiempo record (62 hs. 20 min.), emulando al gran nadador argentino Pedro Candioti, quien lo recibiera en su casa para estrechar su mano. Para el logro de esta proeza, fue fundamental la tarea de su padre como práctico y guía de ruta, quien fuera sustituido luego de enfermar por Aníbal Aldana y Roberto Paz, suboficiales de Prefectura Naval Argentina.

Fue entonces cuando comenzaron a llamarlo el “Yacaré del Paraná”, y por eso el suboficial de Prefectura y poeta Alberto Lencina, le dedicó varios versos.

A partir de ese momento, y habiéndose hecho famoso por la hazaña de su recorrido Rosario-Buenos Aires, se dedicó a batir records de permanencia en el agua atado de pies y manos, empleando “Patada Delfín”, haciéndolo durante 61 Hs. 15 min.

Posteriormente une San Lorenzo (Santa Fe)-San Nicolás, recorriendo 100 km en 15 hs.

Ha entrenado a grandes nadadores, como el campeón mundial egipcio Abu-Hai, y al campeón argentino Alberto Santiago, entre otros.

El siguiente es un fragmento de una nota realizada a Almada por el periodista Mariano Wullich para el diario “La Nación”, en el año 2000.

Agenor Almada dijo: “Mi padre andaba siempre embarcado, mi abuelo era un domador entrerriano y yo de chico vendía fruta o bogas, patíes, surubíes y bagres. A los 13 años ya corría carreras largas. A los 18 uní San Pedro con Rosario, y también me tiraba al agua para acompañar por un rato el paso de don Pedro Candioti, quien una vez me dijo: “Para estas travesías, no es sólo cosa de entrenamiento; hay que estar maduro”.

Será por eso que sólo cuando cumplió los 31 años Almada se zambulló en Colonia para, después de 19 horas y diez minutos, llegar a las orillas de Hudson. El hombre había cruzado el Río de la Plata bajando todas las marcas, recorriendo una distancia de 45 kilómetros y sorteando las aguas que corren atravesadas.

“Fue en 1966 cuando me encontré con una mancha de petróleo. Otras veces no se podía avanzar por las corrientes. En una oportunidad estuve ocho horas dando vueltas en el Pajarito y en la boca del Carabela. Allí me dormía en el agua y cada tanto me tiraban en la cara un balde de agua con hielo. A veces me dormía y seguía braceando por instinto. Y la gente, desde las orillas me  impulsaba con gritos y carteles: “¡Vamos sampedrino!”, “Dale Yacaré!”. Y fue en el 1968 cuando enfrenté corrientes adversas y tuve que abandonar en Olivos”. ¡Cedió Agenor Almada!, ¡Qué lástima!, fueron los títulos del diario La Nación.

Almada desandaba los derroteros nadando en todos los estilos y conociendo profundamente los obstáculos de la cuenca del Paraná: “A los remolinos se les llama remanses y se provocan por pozos en el lecho del río. Es mentira que a uno lo chupen; más bien te tiran para arriba, como el remanse de La Brava de San Pedro o el más grande, que es el San Antonio, en Zárate”.

Atado de Pies y Manos

Entre sus “locuras” estuvo la de zambullirse atado de pies y manos en el San Lorenzo; por una tormenta, cerca de la Vuelta de Villa, estuvo dos horas perdido. También desafió a Eugenio Franco en una pileta de agua helada, en 1985: “Yo no tenía frío acá -se señala la cabeza-, y eso es lo que domina todo”.

Hoy, el hombre que con el tiempo enseñó a nadar gratis a casi todo el pueblo de San Pedro -”yo no les podía cobrar, ¡como les va a cobrar su ídolo!”-, sigue regalando cosas, como los simples consejos:”Antes de tirarse al agua se debe saber qué hay abajo. Los que se embarcan, que nunca descuiden el salvavidas”.

Y muestra unos versos titulados “Pasa Candioti” y que en 1965 le regaló el vecino Santos López. En ellos lo recuerda de chico y de grande en pasajes como éstos:

“El niño en rara emoción/llorando grita ¡Adelante!/Pero en ese mismo instante/nace una gloria argentina /Porque en aguas sampedrinas/ se está gestando un gigante…!

“Cinco lustros han pasado/y el niño ya es todo un hombre/Que en letras de oro su nombre/en el deporte ha estampado…

“Brillante es la trayectoria/del que surge de la nada/Llora la gaucha barriada/de emoción y de alegría/¡Porque en ella nació un día/el hoy: Agenor Almada.”

Info: Notisanpedro.blogspot.com

Foto: El Clásico Deportes

2 comentarios en “Natación: Falleció El Yacaré Agenor Almada

  1. hola.les escribo desde zarate.
    acabo de leer el fallecimiento de almada..cuantos recuerdos de este nadador que con nuestro zarateño Luis Rocha competian por conseguir unir Rosario con Bs AS. un saludo a su familia de este recordado nadador.

  2. yo lo vi pasar por baradero a como a tantos nuestro podesta o ignacio larrosa o en la pileta con elvio cuantos años mi dios que dios lo tenga a su lado

Comentarios cerrados.