¡Qué pena!: El Parque Sarmiento, sucio, roto y abandonado

El silencioso declive de las barrancas hacen del Parque Sarmiento – Paseo Botánico, un lugar de belleza singular y natural, que lamentablemente por la falta de cuidados en general por quienes deben velar por ello, como es el municipio hoy la imagen es de desolación, descuido y destrucción.

Ese espacio creado en el año 1905 diseñado por el prestigioso paisajista Carlos Thays, primero con el nombre de “Parque del Bajo” y años más tarde con el actual nombre, sigue siendo aún hoy el lugar preferido de nativos y visitantes de este pueblo, pero la falta de seguridad, las manos destructoras de cuanto hay en el predio, como son los bancos y fundamentalmente las luminarias.

Durante la gestión comunal de Pedro Carossi, se llevó a cabo la restauración y remodelación del Parque Sarmiento. El trabajo fue desarrollado en base a una idea de la arquitecta Lida Dates quien durante muchos años se desempeñó en la oficina de Obras Públicas de nuestro municipio y, en los últimos meses de trabajo y con la complacencia del ex intendente Carossi, dedicó buena parte de su tiempo a dejar el parque en condiciones óptimas.

Han pasado varios años desde aquel momento y la imagen que hoy ese parque ofrece al visitante es deprimente.

En principio, dicen los vecinos, que el parque es frecuentado por parejas y por algunos adictos a las fumatas; a ambos grupos les molesta la iluminación, que es intensa, razón por la cual deciden suprimir las fuentes recurriendo al más sencillo, rápido y eficiente de los métodos conocido: la rotura de las farolas. Como es fácil imaginar, no queda una sola sana y los muchos pesos invertidos en farolas que embellecían el parque fueron tirados a la calle. La ausencia de luz puede beneficiar a los grupos que hemos mencionado como asiduos concurrentes al lugar, lo que no se explica, en cambio, es lo que acontece con los bancos diseminados en el terreno del parque. La mayoría de ellos, si no la totalidad, se encuentran destruidos o semidestruidos; en casos pareciera que hasta con saña y es tan lastimosa la imagen que se percibe, que llega uno a preguntarse cómo puede ser que seamos tan autodestructivos, qué rencores se anidan en los espíritus de aquellos que proceden de esa manera. No se trata de cargar las tintas sobre la administración comunal, pero no puede soslayarse que el municipio es custodio de los bienes comunales. Es verdad que resulta difícil mantener las cosas de los paseos públicos en buen estado, máxime cuando se trata de las que están en sitios tan expuestos como el Parque Sarmiento, pero hay que señalar también que se trata de una responsabilidad ineludible y que, aún con dificultades, habrá que buscar una solución para que, lo que estamos comentando, quede entre los malos recuerdos del pasado.

Sugerencia

Una sugerencia, para cuando se repongan las luminarias, es que se les realice una cobertura de una malla como protección de los ladrillos y otros objetos. Por supuesto que es un lugar que se merece una guardia activa para que no solo un minúsculo grupo de inadaptados se apoderen del lugar.

Entrada al Parque Sarmiento.
Uno de los bancos destruido.

Las farolas están todas rotas.

5 comentarios en “¡Qué pena!: El Parque Sarmiento, sucio, roto y abandonado

  1. Desafortunadamente, las autoridades locales q tenemos no tienen ni idea de quien fue Carlos Thays ni de su increible aporte a nuestro pais… en otros lugares se lo valora y se mantiene todo espacio que fue ideado por él…definitivamente, acá tenemos lo que nos merecemos y votamos…ojalá se acuerden dentro de tres años…éste no lleva uno reelecto y ya abandonó Baradero…el Parque es fiel reflejo de su gobierno y el estado de nuestra ciudad…

  2. al parque Sarmiento habria q cuidarlo mas, Carlos Thays fue uno de los mejores paisajistas q hubo en el pais, el parque Sarmiento esta lleno de especies de arboles diferentes y hubicados en lugares estrategicos al igual q el parque en si. Habria q cerrarlo de noche y poner camaras, no me gusta q sea asi pero aparente la sociedad no esta preparado para q quede habierto y sin seguridad

  3. Todos disfrutamos de la obra de Carlos Thays cotidianamente.. cuando vamos a los parques de Palermo, al Jardin botanico, el Parque independencia de la ciudad de Rosario y en el mismisimo parque 9 de julio en san miguel de tucuman..
    Peeeero, como no es de asombrar, en Baradero no somos capaces de mantener y cuidar semejante obra como la que tenemos!!
    Baradero: alguna vez vamos a valorar algun espacio cultural y natural de todos los que tenemos??!!

  4. es una lástima que esté en estas condidiones, pero a no bajar los brazos y a restaurar lo destruído, igual que las farolas del bajo que muchas están apagadas y el cristo sin iluminar a estar atentos a estos detalles que no son mínimos que viene mucho turismo en febrero, a quienes le corresponda que ponga manos a la obra.

Comentarios cerrados.