“En la cancha se ven los pingos”: Se voto el Fo.Se. y se creó una nueva secretaría por cuatro años

En la edición sabatina de este matutino, decía en titulo de tapa que: “Metieron mano al órgano mas sensible del vecino: el bolsillo” con motivo que se aprobó el Fo.Se (Fondo de seguridad) resuelto en sesión extraordinaria del viernes último en el Honorable Concejo Deliberante, por el voto mayoritario de los concejales del ínter bloque oficialista del Frente para la Victoria (Agrupación Pedro Carossi, Colina, Movimiento Evita y Agrupación Ramón Carrillo).

La votación del mencionado proyecto por mayoría, llevó de la mano un evidente acuerdo en el ínter bloque para votar también el Proyecto de Ordenanza creando la Unidad del Cuatricentenario de Ejecución de proyectos (U.C.E.P.), con el rango de

secretaría cuya titularidad la ocuparía un integrante del grupo del Dr. Marcelo Elmer.

Según dice la letra del proyecto es por “La necesidad del Municipio de Baradero de encauzar la construcción de Obras de Infraestructura, así como Proyectos Especiales que beneficien el Desarrollo Local en lo Cultural, en el Turismo, en lo Urbano, en lo Productivo y en lo Social; y toda otra cuestión que implique el mejoramiento de nuestra Ciudad”.

Ahora bien

“En la cancha se ven los pingos” dice el refrán del saber popular, y es muy evidente que para algunos a la hora de “correr” no importa con quien lo hace. Ciertas conductas son el reflejo de la profundidad o poca profundidad de lo que se vive o dice vivir en política y lo ocurrido en el HCD el viernes, no podemos quedar ajeno a decirlo, que quedó un sabor amargo en muchos de los seguidores…

Lo cierto es que los habitantes de Baradero desde el próximo mes de abril deberán pagar unos pesos más en su boleta de ABL y tendrán una nueva secretaría.

Indudablemente el Dr. Aldo Carossi, que podemos estar de acuerdo o no,  continúa  desplegando una muy buena destreza de gestión, sabe sumar cuando le es necesario para continuar con su plan de gobierno, sabe que tiene la llave del “motor” el que seguramente sabrá apagar cuando lo crea conveniente y cambiar cuando así no les respondan a sus requerimientos para cumplir con los objetivos trazados.