El Jardín de Infantes Nº 904 luce impecable: Dos papás pintaron el frente de un jardín de infantes

En los próximos días, el Jardín de Infantes Nº 904 abrirá las puertas a un año lectivo nuevo, sus aulas se poblarán de voces, gritos, llantos y cantos.

Como en el hogar, también el jardín se prepara para este importante inicio y por supuesto hay que tener todo arregladito y limpio. Así lo entendieron dos papas de dos niñas de sala de cuatro, Marcos Coppa y Daniel Amondaray los papas de Milena y Agustina respectivamente, que días atrás tomaron la iniciativa de limpiar el frente del establecimiento sobre calle Mariano Moreno y lo pintaron. Hoy luce impecable.

Un ejemplo que debería servir a todos, porque si cada uno aporta algo de su tiempo se hacen obras importantes como la comentada.

Seguramente a Milena y Agustina el ejemplo de sus papas en los años futuros se verá reflejado en sus propias acciones, por que los niños relacionan lo que aprenden con su propia experiencia, se sienten llenos de interés y de vida, y lo que así aprenden se convierte en algo que les es propio.