Cuando se entrena demasiado

Entrenar demasiado, con excesiva frecuencia y con estilo incorrecto (haciendo trampa, dando impulso, dejándose caer, etc.) no sólo no es útil para producir progresos de fuerza y tamaño, sino que acaba haciendo daño al cuerpo. Ese abuso nos da dolores, molestias e incluso lesiones graves, aparte de la frustración de no progresar. Y a medida que vamos teniendo más años, más sensibles somos al abuso en el entrenamiento.

La técnica del ejercicio no significa un estilo superestricto ni totalmente incorrecto. La mayoría de las personas se queda entre ambos extremos. Nadie puede entrenar de mala manera sin acabar dejándolo por causa de una lesión antes de que transcurra mucho tiempo. Pero muy pocas personas hacen los ejercicios bien. Cuanto más nos acerquemos a la corrección de un movimiento menos efectos negativos tendrá ese ejercicio sobre nuestro cuerpo. Cuanto peor sea nuestro estilo, más efectos negativos tendrá que soportar el cuerpo.

Por lo tanto, los estilos I de hacer ejercicio que no son correctos son un factor importante en la contribución al sobreentre-namiento debido al desgaste producido en las articulaciones y tejido conjuntivo, que se lleva también una parte de nuestra capacidad de recuperación.

La buena técnica de ejercicio es importante por muchas razones, una de ellas la de producir los máximos efectos positivos de un ejercicio al tiempo que reduce i sus efectos negativos. Por lo tanto, mantener la forma correcta y no perderla nunca con la in tención de querer utilizar kilajes más grandes.

Porque el sobreentrenamiento, incluso aunque utilicemos un estilo correcto de ejercicio, acabará desgantándonos y produciendo lesiones. No es por casualidad que las lesiones de hombros y de espalda baja sean las más comunes en un gimnasio. Basta con observar el tratamiento que se les da a los hombros y la espalda baja, directa o indirectamente, en las rutinas de entrenamiento convencionales. Debemos diseñar nuestras rutinas de manera que los hombros y la espalda baja no resulten maltrata-1 dos cada vez que entrenemos.