Están hartos: Transitar ciertas cuadras de calle Emilio Genoud es un suplicio

Durante la semana pasada, un llamado efectuado a El Diario nos puso en conocimiento de lo que está pasando en la calle Emilio Genoud, más específicamente entre Castro Barros y José María Paz. El estado de la calzada es tan malo, son tantos y variados los pozos existentes, que los muchos vecinos que deben transitar en moto o bicicleta, toman una serie de prevenciones como circular lo más despacio que les resulte posible, prestar mucha atención y demás ya que continuamente sucede que terminan dando por tierra con sus humanidades.

Ninguno de los vecinos nos pudo precisar cuánto tiempo hace que las másquinas viales del municipio aparecieron por última vez, pero todos son coincidentes en el lamento: nunca antes el estado de la calle fue tan malo como ahora.

No sabemos si las fotos que hemos seleccionado para acompañar esta nota son suficientemente claras, pero a quienes deseen comprobar que los que se quejan no exageran, los invitamos a que en algún rodado recorran esas cuadras más propias de alguien que desee hacer un curso acelerado de domador de caballos que de vecino común del barrio que forzosamente debe pasar por allí.

Los pozos se suceden a lo largo de toda la calle y son de variado tamaño.