Evidencias científicas: Prohíben mamaderas por posibles efectos tóxicos

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) prohibió la importación, fabricación y comercialización de mamaderas que contengan bisfenol A (BPA) por los posibles efectos tóxicos en lactantes, informó ese organismo a través de la disposición 1207/2012 publicada ayer en el Boletín Oficial.

La norma establece esta prohibición y determina un plazo de 30 días hábiles para que las empresas adecuen sus normas de fabricación.

La ANMAT destacó que las evidencias científicas demuestran que cuando estos materiales se calientan en determinadas condiciones, “existe el riesgo de que pequeñas cantidades de bisfenol se desprendan de los recipientes que contienen alimentos y bebidas, pasando a estos productos con el riesgo de ingestión en los lactantes”.

El director del Instituto Nacional de Alimentos (INAL), Matías De Nicola, explicó que “la medida adoptada está en consonancia con las agencias regulatorias más exigentes del mundo, como las de Estados Unidos, Europa, Brasil o Canadá”.

El funcionario destacó, además, que “la mayoría de las empresas fueron adecuando la composición de estos productos y en el mercado ya hay muchas mamaderas fabricadas con polipropileno, en lugar de policarbonato”.

El bisfenol A (BPA) es una sustancia que se utiliza para fabricar un plástico duro, conocido como policarbonato y resinas epoxi. El policarbonato se utiliza en muchos productos de consumo, como utensilios de cocina, botellas de agua reutilizables y mamaderas. El polipropileno ha ido reemplazando el uso del policarbonato en mamaderas, ya que este plástico no contiene BPA. Las mamaderas de polipropileno se encuentran actualmente a la venta.

La ANMAT recomendó que en caso de uso de mamaderas de policarbonato, el líquido debe ser hervido y enfriado hasta que esté tibio antes de transferirlo a la mamadera.

Las mamaderas con Bisfenol A son las de policarbonato, pero desde la ANMAT destacaron que muchos fabricantes e importadores ya las reemplazaron por las de polipropileno, que se identifican con un logo con una doble P (por el polipropileno) o bien con la indicación “libres de BPA”.