Baradero con Santiago camina con fe hacia el cuarto centenario.

Con el lema: “Baradero con Santiago, camina con fe hacia el cuarto centenario 1615-25 de Julio-2012”, el sábado último, durante la misa vespertina, se llevó a cabo la apertura de las celebraciones del mes, con la presentación de la imagen de Santiago Peregrino, una réplica de la original que está ubicada en el retablo de mármol, detrás del altar mayor de la Iglesia Santiago Apóstol, para que comience a misionar por las instituciones de la ciudad y construir la comunidad de hermanos.

Ayer, minutos después de las 13 horas, la imagen del Santo Patrono salió del templo parroquial a recorrer las calles de la ciudad en procesión acompañada por alumnos del Instituto Ferrari, docentes y padres, hasta la Obra Educativa Parroquial donde los niños de la Escuela Fray Luis de Bolaños lo recibieron con un maravilloso clima de fiesta.

El padre Atilio Rosatte, rezó junto a los presentes y evocó al Santo Patrono. Bien vale destacar que los apóstoles dejan todo, no es por hastío de la vida, desprecio del mundo o de las alegrías de la existencia. Es porque han encontrado a alguien que los incita a seguirlo, a marcharse con él, Jesús de Nazaret.

La imagen peregrina estará en el lugar hasta esta tarde cuando sea traslada hasta el Instituto San José y así ira visitando distintas instituciones de la comunidad a lo largo del mes en curso y hasta el 25 de julio para celebrar con total solemnidad.

Intenciones:

Primera semana: “REZAMOS POR LA EDUCACIÓN” Que cada día intentemos una educación que enseñe a ver con el corazón y a despertar en los niños y adolescentes la mirada de asombro que se está perdiendo.

Segunda semana: “REZAMOS POR LA INDUSTRIA Y EL COMERCIO” La estrella de Santiago brilla en el cielo de Baradero y anima a este pueblo evangelizado por Fray Luis de Bolaños para que el esfuerzo constante de sus hijos la haga crecer en una ciudad pujante.

Tercer semana: “REZAMOS POR LA CATEQUESIS” La vocación de la Iglesia es la Evangelización. Nuestra ciudad debe ser regada con el agua viva del Evangelio para que sus antiguas raíces cristianas dejen fluir la sangre nueva para dar frutos y redescubrir la belleza y la alegría de la FE.

Cuarta semana: “REZAMOS POR LA COMUNIDAD” Somos protagonistas de nuestro presente y constructores de nuestra historia. Dios escribe a través de nuestros corazones, con renovado ardor apostólico para que de su mano caminemos a la luz del Evangelio.