Falleció un bebe de tres meses!

Thiago Silveira, de 3 meses de edad, falleció el martes y sus familiares acusan a la deficiente atención de uno de los pediatras del Hospital Municipal.

Sabrina Da Silva, la madre, relató la secuencia de los hechos: “Traje a mi hijo el domingo a la una de la tarde al Hospital y me lo atendió el Dr. Mori. Yo lo traje re mal, él lo escuchó con la oreja y me dijo que tenía un resfrío, me dio un montón de remedios, pero cuando le hicieron la autopsia me dijeron que tenía neumonía. Él no me dijo que tenía eso, sólo me habló de un resfrío, por no hacer una placa me mató a mi hijo”.

Y agregó: “Sólo le dio los remedios y me mandó para mi casa, mi hijo no mejoró y cuando me levanté a la mañana estaba duro, estaba muerto. Vinimos al Hospital y estuvimos desde las 9 de la mañana hasta las 7 de la noche y nadie me dio una explicación”.

Por su parte Jorge, su padre,  relató lo siguiente: “A mi hijo lo mataron, le hicieron explotar el corazón, algo así me dijeron los médicos que hicieron la autopsia. De acá a dos meses vamos a tener la prueba exacta de lo que pasó. Me lo atendieron como si fuera un perro, lo traje, le pusieron la oreja en la espalda sin sacarle la ropa ni nada y me dijo estos son los medicamentos que le tienes que comprar”.

Como puede apreciarse, los dichos del matrimonio Silveira son de suma gravedad y afectan a un profesional de dilatada trayectoria como es el Dr. Luis Mori que seguramente tendrá que hacer su descargo ante los dichos de los padres de la criatura fallecida.

Incidentes y denuncia

Los momentos de nerviosismo vividos en el nosocomio el martes desencadenaron en algunos incidentes, con gritos y rotura de vidrios. Sabrina, ante la consulta periodística sobre esos hechos contestó: “Sí sucedió, pero vos imagínate que hubieras perdido un hijo ¿qué harías?”

En otro pasaje de sus declaraciones la madre ponderó la tarea de contención que realizaron los médicos Elsa Grigoni y Rubén Fiori, también del servicio de pediatría: “Me apoyaron mucho”, comentó.

Cabe mencionar que los padres radicaron la correspondiente denuncia en la sede de la Policía Comunal y esperan que la justicia clarifique si existió o no negligencia en la atención recibida en el centro de salud.

Por otro lado, también debemos dar cuenta que ayer por la mañana, cuando se estaban inhumando los restos de Thiago en el cementerio local, su madre sufrió una descompensación y debió ser traslada por una ambulancia del servicio de emergencia a la guardia del hospital.

Familiares y amigos de los Silveira reunidos frente al acceso a la guardia del hospital.